Bajo cero: viven en EE.UU. y enfrentan una ola polar brutal

 Bajo cero: viven en EE.UU. y enfrentan una ola polar brutal

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

Tres puntanos contaron cómo se las arreglan con temperaturas que  han llegado a los -30º.

El puntano, en particular, y el argentino en general han enfrentado un verano potente: casi dos semanas de temperaturas que promediaron, y hasta en algunos casos superaron, los 35 grados. Mientras que el pronóstico indica que el calor seguirá los próximos días, hay sanluiseños que no solo evitaron el sudor y los ventiladores. Más bien, todo lo contrario. Sergio Medina, Cristian Agüero y Nicolás Dinino viven en Estados Unidos, que actualmente atraviesa una ola polar que ha provocado más de una decena de muertes.

Quienes peor la están pasando viven en el medio oeste del país del norte, como en Chicago, donde la temperatura alcanzó los 30 grados bajo cero; y en Dakota del Norte, donde llegó a los 37. El resto de los estados americanos no vive exactamente un invierno tranquilo.

Sergio Medina, de 42 años, cuya familia vive en San Luis, relató a El Diario de la República cómo es su vida diaria de New Jersey a New York, donde trabaja para una farmacéutica. “Ayer (por el miércoles 30) nevó mucho. Luego, bajó la temperatura hasta llegar a 15 grados bajo cero. Hace mucho frío y se levantó viento que te penetra sin importar lo que tuvieras puesto. Me fui caminando de la oficina a la estación de buses —serán 20 minutos— y la verdad que la última cuadra, de Times Square hasta la estación, fue terrible”, detalló. 

Como punto a favor, Sergio indicó que los ambientes donde vive y trabaja están calefaccionados. El sobretodo con chaleco térmico que llevaba en su camino al trabajo lo solía ayudar, pero las bajas temperaturas hicieron que lo cambiara por una campera de pluma de ganso, gorro, polar, botas de nieve y valerse del subte para escaparle a la escarcha.

Las calles, en cambio, están congeladas y suelen echarle sal para que no se forme hielo. Incluso, las recomendaciones van por el lado de las acciones de la gente. “Cuando estás afuera, te dicen que no hables, que respires profundo; un vecino pasó tocando timbre y nos pidió que por favor deje corriendo el agua fría de las canillas, así no se congelan las cañerías. La semana pasada se reventaron los caños de un departamento arriba del lobby, y cuando pasé estaba lloviendo dentro del ambiente”, describió.

Cristian Agüero trabaja de panadero también en New Jersey. Él admite que “no es friolento”. “La suerte que tengo es que vivo arriba de mi trabajo, solo tengo que cruzar una puerta y estoy ahí, pero para ir al supermercado o cualquier compra sí. No puedo usar material de animales, porque soy vegetariano, pero acá hay camperas térmicas muy buenas que la verdad no dejan pasar para nada el frío. Siempre uso abajo del pantalón un pijama. No paso frío, en la casa hay calefacción, no lo sufro”, remarcó. La resistencia al clima adverso tiene que ver quizás con sus orígenes en Argentina. Cuando era niño, vivía en Cruz de Caña, en Córdoba, a 13 kilómetros de Merlo y todos los días debía levantarse a las 5 de la mañana para ir caminando a la escuela con su abuela, que trabajaba de ordenanza en ese establecimiento. “Cargábamos con un brasero para calentarnos en el camino, porque te congelabas”, recordó. “Si bien acá hace mucho frío y está helado, no lo voy a sufrir como los inviernos de allá”, aclaró.

Nicolás Dinino, por su parte, tiene 30 años y trabaja en una compañía de logística en Davie, Florida. Al estar al sur de Estados Unidos, la temperatura no llega a niveles extremos y oscila entre los 7 y 10 grados celsius. “Con un pantalón largo y un sweater ya estás, y si hay menos de 50 grados —Fahrenheit, que equivalen a 10 grados celsius— con una camperita liviana te arreglás”, describió.

“Se pasa bien porque no hay tormenta, ni tampoco llueve, son 55 grados Fahrenheit, pero con sol (12 grados celsius). Hay una canción de New Found Glory que se llama “Nunca nieva en Florida”, pero la ola de frío provocó que nevara en Tallahassee —una de las ciudades más importantes del estado— después de 28 años”, concluyó.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas