Cambios en el Monotributo: suben 51,1% las cuotas y los topes de facturación

 Cambios en el Monotributo: suben 51,1% las cuotas y los topes de facturación

El límite para seguir en el sistema se eleva a $ 1.739.261. El alza es menor a la inflación del año, estimada en 55,6%.

El límite para seguir en el sistema se eleva a $ 1.739.261 para quienes presten servicios, y a $ 2.608.892 para comercios. En cuanto a las cuotas, la mínima pasará a ser de $ 168,95 para quienes también estén en relación de dependencia y $ 1.955,41 para monotributistas puros.

Tal como estipula la Ley de Monotributo, en los próximos días la AFIP deberá difundir los nuevos valores que regirán para el Monotributo a lo largo de 2020 con un incremento del 51,1%.

Ese porcentaje corresponde a la movilidad de jubilaciones y prestaciones sociales de este año que se aplica también para actualizar las categorías de los monotributistas con los ingresos brutos anuales, los alquileres devengados anuales y el importe a pagar mensualmente tanto por la parte impositiva como por el aporte previsional y de salud.

La ley de movilidad ajusta cada tres meses un 70% por inflación y 30% por el RIPTE ( salarios formales) con una desfase o retraso de 6 meses. El indice de diciembre aún no fue oficializado (la Resolución se publicará antes de fin de mes ) pero desde fines de agosto pasado se sabe que arroja un 8,74%, lo que eleva el ajuste anual al 51,1%.

De esta manera, al igual que las jubilaciones y demás prestaciones so

ciales, el ajuste del Monotributo será inferior a la inflación que se estima podría rondar este año el 55,6%, según el índice de expectativas que consulta el BCRA.

Así, los topes para permanecer en el régimen del Monotributo pasarán de $1.151.066 a $1.739.261 para el caso de quienes presten servicios y de $1.726.599 a $2.608.892 para quienes realicen ventas de mercaderías o cosas muebles.

En tanto, la cuota mínima sube de $ 1.294 a $ 1.955 para los monotributisas puros tanto de servicios como de venta de mercaderías. Y la máxima de $ 6.254 a $ 9.450 para los locadores y prestadores de servicios (categoría H) y de $ 9.738 a $ 14.174 para quienes tengan actividad de comercio (categoría K)

Se estima que hay 1,6 millones de monotributistas “puros” – pagan la cuota completa con los tres componentes, según los datos del Ministerio de Producción y Trabajo, y otro millón que simultáneamente se desempeña en relación de dependencia, quienes pagan solo la parte impositiva.

En el caso de las cuotas, hay dos variantes. Si el Monotributista trabaja al mismo tiempo en relación de dependencia ( variante 1) solo abona el impuesto, ya que está eximido de aportar la cuota de jubilación y de obra social que ya la abona como empleado dependiente. Si es Monotributista “puro” (variante 2) abona el impuesto y jubilación y obra social.

El aporte previsional varía según las categorías, mientras el aporte a la obra social será una cuota de $ 1.041,07 similar para todas las categorías. Así quien en 2020 estará en la categoría A abonará una cuota mensual de $ 168,95 en la variante 1 – ya sea si factura servicios o mercadería- o de $ 1.955,41 si está en la variante 2.

A partir de la categoría C, los valores ya no son similares para servicios o venta de cosas muebles. Por ejemplo, en la categoría E si es monotributista variante 1 su cuota será $ 1.349,15 si vende mercadería o $ 1.739,26 si presta servicios. Si es variante 2, abonará $ 3.481,56 si vende mercadería o $ 3.871,67 si es servicios.

Con estos nuevos valores, “en enero próximo, los contribuyentes adheridos al régimen deberán proceder a realizar la recategorización considerando los nuevos importes”, aclaró el tributarista Marcelo D. Rodriguez, de MR Consultores. Y agregó: “En consecuencia, el contribuyente podría tener que modificar su categoría o, eventualmente, mantener la misma categoría que detente en diciembre de 2019.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas