El malabarista dijo que no atacó a Auderut, que quiso protegerlo

 El malabarista dijo que no atacó a Auderut, que quiso protegerlo

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

Aseguró, además, que uno de los custodios que intervino en el altercado incitaba a que mataran al hombre.

Gilcimar Vispo Souza, el artesano brasileño detenido por el homicidio de Matías Auderut, le aseguró ayer al juez Ariel Parrillis no solo que no golpeó en ningún momento al hombre de 31 años en medio de un altercado, sino que inclusive intentó protegerlo, refirió el defensor oficial Penal Carlos Salazar, quien comenzó a asistirlo ayer.

Más aún: el extranjero señaló que tiene una pequeña marca, que sería producto de un golpe que recibió durante la trifulca con la rueda de malabares, el mismo elemento con el que el artesano y malabarista correntino Federico Ariel Zamudio, el otro detenido, habría provocado las graves lesiones que Auderut sufrió en la cabeza.

Hubo una cuestión que llamó mucho la atención de Salazar. “Mi defendido dice que uno de los custodios gritaba ‘mátenlo, mátenlo’, incitando a que le ocasionaran un perjuicio a Auderut”, contó.

Salazar retomó ayer sus funciones, después de la licencia anual. Por eso, tanto el brasileño como Zamudio fueron representados en primera instancia por la defensora de Familia y Menores 1, Rina Mercau, que intervino en carácter de subrogante.

Ayer por la tarde, en contacto telefónico con El Diario, Salazar explicó que en la entrevista previa a la audiencia que ya habían solicitado para que el brasileño ampliara la declaración indagatoria, advirtió que lo que él iba a narrar daba cuenta de que había intereses contrapuestos entre los dos imputados. Por eso resolvió excusarse de defender  a Zamudio y quedarse solo con la representación del brasileño.

Distintos destinos

El brasileño “hizo un relato pormenorizado de los hechos –contó–. Estuvieron en San Luis, luego en El Volcán y después fueron a Villa Mercedes. Se anoticiaron de que había ocurrido algo (en referencia al fallecimiento de Auderut) y fueron detenidos en esa ciudad”. Por la camaradería propia que tejen quienes se dedican a las artes callejeras, según explicó, estas personas suelen viajar juntas a distintos destinos. Fue por eso que Zamudio y Souza viajaron a El Volcán y Villa Mercedes.

“Fue una situación confusa, e inclusive él mismo salió golpeado”, dijo el defensor oficial sobre el altercado que se desató el domingo 30 de diciembre a la madrugada, a metros de la puerta del bar “Say No More” de la avenida Illia y Constitución, en el que Auderut recibió una paliza a manos de un grupo de hombres.

Al parecer, era habitual que estos artesanos que están en San Luis y se conocen, coincidieran o se reunieran a tomar algo en “Say No More”. Pero, según indicó el defensor, aquella noche, el brasileño estaba acompañado por otro muchacho, con quien se había encontrado en la plaza Pringles.

“Se encontraron en el bar”

“Ellos se fueron a tomar una cerveza (a ‘Say No More’). Ellos ya estaban sentados, bebiendo, cuando llegó el otro imputado, Zamudio. Les dejó las pertenencias y les dijo que iba a hacer unos malabares para sacar algo de dinero y poder tomar una cerveza más. No andaban juntos, se encontraron allí”, reiteró.

“Los que ocasionaron el primer pleito con Auderut no fueron ellos –aseguró Salazar–. Por lo que declaró, fueron custodios de un bar, que lo golpearon en dos oportunidades. Primero lo sacaron en la puerta, de manera bruta. El chico insistió en ingresar por otra puerta, y ahí aparentemente salieron dos guardias, golpeándolo. Uno le pegó en la cara, en el mentón, y se generó una discusión. Empezaron a saltar otros, se metieron, se generó la trifulca y (Souza) salió a defenderlo a Auderut, a protegerlo”.

Por lo que explicó el extranjero, en ese momento “Auderut se le cayó encima, y ahí, en apariencia, (la víctima) comenzó a recibir los golpes que le ocasionaron la muerte con posterioridad”, dijo. El imputado nombró a quien agredió a Auderut con la rueda.

El brasileño “reconoció que golpeó a una persona que tenía una remera blanca, porque le vino a pegar a él. Lo hizo en acto de defensa. Ahí es cuando Auderut cayó sobre él y le pegaron. Es más, le quisieron pegar a él. Relató quién quiso golpear a Auderut y le pegó a él, y cayó medio noqueado al piso, una suerte de patada. Fue una situación muy confusa”, refirió.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas