Emotivo mensaje de apoyo a los integrantes de un tradicional comercio de electrónica

 Emotivo mensaje de apoyo a los integrantes de un tradicional comercio de electrónica

En las grandes persianas del tradicional local, los vecinos pegaron carteles deseándoles que se recuperen del coronavirus.

La pandemia de coronavirus que afecta a todo el mundo, con el correr de los meses ha afectado de diversas maneras a la sociedad. En San Luis esta situación no es distinta, más en este momento donde la capital puntana tuvo que volver a Fase 1 al comprobarse que el virus COVID-19 es de circulación comunitaria. Por regla general, el Comité de Crisis no difunde la identidad de las personas infectadas, pero hace unos días uno de los pacientes decidió por voluntad propia grabar un video y difundirlo por las redes sociales, para ayudar a detectar posibles nuevos casos.  Diego Miyagusuku, uno de los integrantes del tradicional comercio de electrónica Okinawa, dio a conocer que tenía coronavirus. Y el apoyo de sus vecinos no se hizo esperar con emotivos mensajes, pegados en las grandes persianas del local. 

Diego no pensó en el que dirán, en si sería repudiado, cuestionado o simplemente rechazado, solo pensó en avisar a toda la gente que asistió al comercio y ponerlos en alerta para que se contactaran con el sistema de Salud.

Desde el momento que el caso fue informado oficialmente y se estableció la trazabilidad de las personas que tuvieron contacto con él, el tradicional negocio permanece cerrado, pero en sus grandes persianas de chapa comenzaron a aparecer emotivos mensajes dejados por sus vecinos, quienes de esta manera le demuestran a Diego y a su primo Alfredo (quien también se contagió) que los esperan en el barrio, sin cuestionarlos y sin juzgarlos.

Para los integrantes de Okinawa, la pandemia los tocó más de cerca dado que la tía de Diego, de 87 años falleció como consecuencia del virus.

En los carteles se lee: “Vamos vecinos. A recuperarse pronto. Los esperamos”, “Alfredo y Diego: el barrio sigue muy cerca de ustedes, esperando que vuelvan”, o simplemente “El barrio los espera”.

Ante esta muestra de cariño, Diego no dudo de agradecer el apoyo que sus vecinos les han brindado desde que se atrevió a decir que tenía COVID-19.  A través de su página de Facebook simplemente escribió: “Que decir, orgullo, felicidad, agradecimiento, gracias gente por el cariño que nos demuestran a mí y a mi primo Alfredo, los quiero mucho y Okinawa vuelve pronto, ya vamos a volver !!!!”.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *