Hay más de 120 mil multas de tránsito sin notificar en San Luis

 Hay más de 120 mil multas de tránsito sin notificar en San Luis

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

Así lo aseguró el juez de Faltas municipal, Alejandro Ferrari, quien dijo que se acumularon un promedio de 40 mil por año, desde 2016, y que se debe al escaso personal con el que cuentan. 

Más de 120 mil actas de infracción de tránsito están sin notificar en la ciudad de San Luis, según detalló a El Diario de la República Alejandro Ferrari, juez de  Faltas municipal. Las multas —en su 95% por mal estacionamiento— datan, desde 2016 en adelante, un promedio de 40 mil emitidas por año. Ferrari calcula, que a un costo de 500 pesos por infracción, el Municipio pierde alrededor de 50 millones de pesos en recaudación. Asimismo, aseguró que las multas no pueden ser entregadas ya que actualmente el Juzgado solo cuenta con dos notificadores para una ciudad —según estimaciones del Concejo Deliberante— de 205 mil habitantes.

“Hay dos cuestiones: por un lado, se va agravando la emergencia; pero, además, no logro entender el sentido institucional de que ingresen 40 mil actas de infracción al año y el Poder Ejecutivo municipal no le de al Juzgado las herramientas para que las podamos notificar”, remarcó Ferrari, quien aseveró que ha pedido por múltiples vías más personal y recursos al intendente Enrique Ponce. Tal es la distancia con el jefe comunal, que Ferrari inició un juicio por “conflicto de poderes” en el Superior Tribunal de Justicia. “Inclusive, hemos pedido que ellos envíen notificadores y, si no quieren, que contraten correos públicos y privados para hacer las notificaciones”, expresó. 

El Juzgado no tiene herramientas para mandar una carta o correo al vecino”, dijo el juez de faltas, Alejandro Ferrari.

Otro de los problemas que genera la falta de notificación, a parecer de Ferrari, tiene que ver con el tránsito en la ciudad. “¿Cómo vamos a ordenarlo, si las personas que cometen una falta de mal estacionamiento no son notificadas o no se les puede aplicar sanción? Es realmente un trabajo de gusto ver los inspectores en la calle que continuamente hacen actas. Los vecinos se enteran de la multa cuando vienen a buscar el libre deuda, pero es un porcentaje menor”, apuntó.

“Las multas del 2017 y 2018 están activas, pero respecto a las del 2016 hay que ver un montón de cuestiones procesales para ver si todavía son hábiles”, advirtió el juez, sobre el posible vencimiento de las actas.    

Actualmente, hay dos notificadores. “El Juzgado tuvo cinco notificadores en su historia, hace tres años se jubilaron dos y se fue otra persona que también notificaba. Los restantes los tenemos para las cuestiones no referidas al tránsito”, explicó. El año pasado, ese reducido personal se encargó de notificar cuatro mil actas referidas a comercio, mal uso del agua, obra pública y privada, terrenos, escombros y poda no autorizada, entre otras cuestiones. “Esas multas las tenemos al día”, aseguró.

“Es una burla del funcionamiento del Estado municipal. Uno va a cualquier provincia, le hacen un acta de infracción, y a los 15 días la tiene notificada. El Juzgado no tiene herramientas para mandar una carta o un correo al vecino que comete una infracción”, remarcó el funcionario.

Sin embargo, la falta de notificadores es tan solo un problema que atraviesa el Juzgado. A la falta de personal, se le suma el abandono en la implementación de un sistema electrónico de trámites, por lo que aún siguen con el uso del papel. También se le suma la ausencia de empleados de limpieza y las escasas recategorizaciones del personal. La aprobación en diciembre en el Concejo Deliberante para la creación de un segundo juzgado, en el que entre otras medidas contemplaba que el actual contara con presupuesto propio, le había dado esperanzas al juez de un mejor funcionamiento. Pero  el intendente vetó la ordenanza en enero (Ver “Un veto…”).

Un veto polémico del intendente

El miércoles 19 de diciembre una buena noticia llegó para el Juzgado de Faltas municipal. En la sesión extraordinaria de aquel día, en el Concejo Deliberante de la ciudad, aprobaron una regulación de la Justicia municipal; que, entre otras cuestiones, establecía la creación de un segundo juzgado, tomando en cuenta —según los propios concejales— que la ciudad ya alcanzaba los 205 mil habitantes. 

A su vez, en la ordenanza se establecía que los juzgados podrían ejecutar su propio presupuesto y no dependerían del Ejecutivo para disponer de fondos, como sucede actualmente. 

Pero el intendente decidió parar en seco el proyecto, y el 7 de enero vetó la norma. En el Municipio justificaron la medida asegurando que la ordenanza “avanzaba” sobre lo establecido en la Carta Orgánica Municipal. Lo curioso es que el bloque de concejales que responde al intendente, San Luis Somos Todos, había votado a favor de la norma y esta había sido aprobada por unanimidad. 

“Lo tomamos con mucha sorpresa, el trabajo del Concejo Deliberante fue votado por unanimidad por todos los concejales. Es una ordenanza que se venía trabajando hace mucho tiempo, que posibilitaba que la Justicia de Faltas se organice, nos daba la independencia para empezar a manejarnos como corresponde”, recordó Ferrari.

En este periodo de vacaciones, cinco empleados trabajan de un plantel total de 18, que hasta 2012 —cuando asumió Ponce— eran el doble. Con cinco empleados para una ciudad de 205 mil habitantes, el Juzgado sigue trabajando en crisis. 

redaccionradio

0 Reviews

Más notas