Inflación: durante noviembre, en San Luis, llegó al 3,5%

 Inflación: durante noviembre, en San Luis, llegó al 3,5%

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ. 

Así lo estimó el estudio mensual de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.

La gente va al supermercado y sufre, llega a la estación de servicio y padece. El clamor es generalizado y la economía familiar es cada vez más difícil de sobrellevar a raíz de la galopante inflación que castiga al país. San Luis no está exento a la crisis y en noviembre llegó al 3,5 por ciento, una cifra que empujó la variación anual al 46,9 por ciento y hace prever que el cierre de 2018 será por encima de lo que imaginó el gobierno nacional. El estudio fue realizado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia.

Si bien los dígitos mermaron en un 1,7 por ciento respecto de octubre, el costo de vida puntano todavía es alto, a tal punto que superó el promedio del país en el 11º mes del año ya que, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) alcanzó el 3,2 por ciento y un acumulado de 43,9 por ciento en los últimos once meses.

Para la Argentina, estiman que la valoración para todo 2018 terminará alrededor del 47 por ciento. Los números encuadran el fracaso absoluto de las políticas económicas de la administración que encabeza el presidente Mauricio Macri.

En el panorama provincial, los gastos dentro del rubro Transporte y comunicaciones marcó un 3,6 por ciento de suba, una categoría clave dentro de la medición y que refleja el incremento de los pasajes para moverse dentro y fuera de las ciudades sanluiseñas.

En ese apartado, la movilidad se fue arriba en un 3,6 por ciento y la telefonía e internet trepó un 5,3.

En la faz Alimentos y bebidas, la suba llegó al 2,9 por ciento lo que enmarca la permanente remarcación de los precios en las góndolas de supermercados para los productos de la canasta básica.

Dentro de ese ítem específico, los lácteos y huevos fueron la mercadería con mayor incremento con un 4,5 por ciento. Las verduras le siguieron en un 4,2 y detrás acompañaron las frutas, en un 3,3 y los aceites con un 3,8.

En Atención médica y gastos para la salud, el incremento que registraron los censistas puntanos fue del 3,3 por ciento, mientras que las subas relacionadas a Vivienda y servicios básicos quedaron en un 2,5 por ciento empujado por los aumentos en los costos de los alquileres, enmarcados en un 3,3.

Para la región Cuyo, según el Indec, el índice de precios se incrementó en un 3,7, similar a las cifras de la Pampeana y el Noroeste, con 3,3 para ambas. La región Patagónica marcó el más alto con un 4,2 por ciento.

“Después de la postdevaluación hay dos factores que generaron una leve merma respecto de la inflación de octubre: la estabilización del dólar y la recesión que vivimos. Son aspectos que ayudaron a que bajara el índice de precios, aunque San Luis continúa en valores muy similares a la estadística general nacional”, expresó el director de Estadísticas y Censos de la Provincia, Mariano Cozzolino.

“Si bien San Luis superó en algunos dígitos a la media nacional, eso se debe a que las canastas de análisis nuestra y la del Indec no son idénticas. Nosotros medimos productos que ellos no evalúan. En cuanto al promedio de la región Cuyo, el estudio sanluiseño muestra valores intermedios entre nuestra provincia y el país. Tenemos factores distintos. A su vez, en estos últimos meses, hay traslados de mercaderías desde Buenos Aires al interior y ese costo se inserta luego en las góndolas. Eso establece más tarde las diferencias”, explicó el funcionario.

“De todos modos, en distintas ciudades puntanas registramos que hubo subas en algunos servicios como la televisión o el internet por cable y eso empuja el costo mensual”, añadió en diálogo con El Diario de la República.

En cuanto al índice de la pobreza y los datos que reveló hace días la Universidad Católica Argentina (UCA), el funcionario puntano opinó qué factores generan esos números. “En relación a ese tema hay que subrayar que va en correlato con el rubro Alimentos y bebidas. Esa categoría dentro de los estudios de precios aumentó en los últimos meses más que el promedio inflacionario y afecta directamente a la canasta básica, que impacta directamente en los más pobres. Es un rubro muy sensible para la economía de la gente y lamentablemente aumentó más que el promedio de todos los otros ítems”, explicó Cozzollino.

De cara al futuro, las estimaciones para diciembre podrían equilibrarse por dos factores: por un lado el control del dólar y la recesión, que empujarán los números hacia abajo. Pero el último mes del año siempre experimenta subas de precios. Sobre todo en alimentos, bebidas, transporte, ya que la gente se prepara para las fiestas y los comerciantes retocan precios.

“En diciembre siempre hay mucho más consumo por Navidad y Año Nuevo. Eso hace que algunos productos sufran aumentos, pero veremos cómo se equilibrarán con las estrategias económicas para desacelerar la inflación. Habrá que esperar, pero imagino que rondará el tres por ciento”, estimó el director de Estadísticas y Censos de San Luis.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas