Inglaterra: estaba tomando sol en su jardín y le cayó un cadáver del cielo

 Inglaterra: estaba tomando sol en su jardín y le cayó un cadáver del cielo

La policía cree que se trataba de un polizón que viajaba escondido en el tren de aterrizaje de un avión.

Una persona que intentaba viajar de polizón en un vuelo desde Nairobi hasta Londres tuvo un trágico final. Su cuerpo se congeló y salió despedido desde el tren de aterrizaje de un avión, cayendo desde más de 1.000 metros de altura hasta el jardín de una casa del barrio de Clapham.

El hombre, que aún no pudo ser identificado, viajaba en un avión de la aerolínea Kenya Airways en el trayecto desde la capital del país africano hasta el aeropuerto Heathrow de Londres.

“Al principio, pensé que era un vagabundo que dormía en el jardín”, explicó el vecino John Baldock. “Llevaba su ropa. Miré más atentamente y vi que había sangre en todos los muros del jardín”, dijo. “Entendí rápidamente que había caído”, dijo el hombre que tomaba sol cuando cayó el cadáver del cielo.

El cuerpo se precipitó con tal fuerza que dejó un agujero en el césped y en una losa del jardín, según una imagen publicada por el diario británico The Sun.

La Policía Metropolitana y la aerolínea anunciaron que el inmigrante” se cayó del tren de aterrizaje del avión cuando estaba cerca de aterrizar después de un vuelo de nueve horas”. Todo fue confirmado cuando en el compartimiento del tren de aterrizaje del avión encontraron un bolso, agua y comida.

Según los peritajes, el avión había descendido a 3.575 pies (alrededor de 1.090 metros) cuando pasaba por Offerton Road, zona en la que se encontró el cuerpo. La aeronave, según revelaron, viajaba a unos 320 kilómetros por hora, alrededor de las 3.36 de la tarde.

A su debido tiempo se llevará a cabo un examen post-mortem y la policía dijo que los oficiales están trabajando para establecer la identidad del hombre.

La aerolínea calificó la muerte de “desafortunada” y dijo que estaba cooperando con las autoridades británicas y kenianas.

El incidente ha sido tratado como una muerte súbita y ahora es un asunto policial. La policía ya ha estado en contacto con el Alto Comisionado de Kenia para ayudar a identificar y nombrar a la persona”, dice el comunicado. Y agrega: “El vuelo de 6.840 kilómetros dura 8 horas y 50 minutos. Es lamentable que una persona haya perdido la vida por haber viajado en uno de nuestros aviones y expresamos nuestras condolencias”.

No es la primera vez que un hombre muere tras volar en el tren de aterrizaje de un avión. En 2012, un joven de 30 años de Mozambique también se congeló y cayó de un vuelo que iba desde Angola también hasta Londres.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas