La grieta dejó a Lavagna como el peor tercero en 30 años

 La grieta dejó a Lavagna como el peor tercero en 30 años

Más que avenida del medio, terminó en callejón sin salida. Roberto Lavagna quedó deglutido por la grieta y batió un récord: terminó como el peor tercero en una elección presidencial en 30 años. Si la mirada se extiende hasta el regreso de la democracia, el ex ministro sólo fue superado (en lo malo) por el doctor Oscar Alende.

El lado A del fenómeno, claro, es la vuelta de la polarización plena. Según el escrutinio provisorio, entre Alberto Fernández y Mauricio Macri sumaron más de 88 puntos. Crecieron respecto a las PASO, cuando entre ambos habían totalizado 82,4. Una de las víctimas, como adelantó este diario, fue Lavagna.

El candidato de Consenso Federal, que llevó al salteño Juan Manuel Urtubey como vice, bajó 2,28 puntos entre una tanda y otra: pasó de 8,44% en las primarias a 6,16% en la general. Este último número puede modificarse unas décimas cuando se confirme el escrutinio definitivo. En votos, la caída supera los 450.000. Una buena parte la habría captado el Presidente, como una de las patas de su crecimiento.

Los números finales se conocerán en unos días. Pero no cambiará la suerte de Lavagna en el ranking histórico. Quien sigue en la tabla, el Alvaro Alsogaray de 1989, consiguió 7,17 puntos en aquella elección que ganó Menem contra Angeloz.

Lo curioso es que Lavagna también perdió contra sí mismo. Hace 12 años, en su debut como candidato presidencial, aliado a la UCR y con Gerardo Morales de compañero, había terminado con un digno 16,98%. Si bien entonces se había ilusionado con polarizar con la también debutante Cristina Kirchner, Elisa Carrió se coló en el medio y finalizó segunda.

Del resto de los terceros, hay tres que quedan pegados al primer Lavagna:

– El radical Horacio Massaccesi en 1995 (16,99%), vencido por el segundo Menem y José Octavio Bordón.

– El liberal Ricardo López Murphy (16,37%), de Recrear, derrotado por el tercer Menem y Néstor Kirchner en 2003, en el comicio más disperso de la historia.

La tabla se completa con: – Domingo Cavallo, que en 1999, con Acción por la República, llegó a los dos dígitos (10,22%) en la presidencial que De la Rúa le ganó a Duhalde.

– El radical Ricardo Alfonsín, con 11,14% en 2011, con la alianza Udeso.

-Y Sergio Massa, que ostenta el récord: en 2015, no llegó al balotaje pero logró un meritorio 21,39%.

Las vueltas de la política: ese mismo Massa que fogoneó durante años la idea de la tercera via, pegó la vuelta al kirchnerismo. Esa jugada, más la fuga de Pichetto al oficialismo, terminaron de vaciar a un Lavagna que por entonces insistía con su propio “sí se puede”. No pudo. Y terminó encerrado en su propio callejón.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas