La racha desfavorable que intentarán romper Barcelona y Lionel Messi en su visita a Celta de Vigo

 La racha desfavorable que intentarán romper Barcelona y Lionel Messi en su visita a Celta de Vigo

El conjunto de Ronald Koeman se enfrenta al primer gran desafío en Balaídos, un estadio complicado para el equipo azulgrana en donde se le niega la victoria desde hace cinco años

El Celta de Vigo del entrenador español Óscar García es el primer gran desafío para el nuevo Barça de Ronald Koeman en La Liga, una oportunidad para comprobar el estado del equipo azulgrana después del 4-0 en su estreno ante el Villarreal y la gran puesta en escena de Ansu Fati.

El encuentro se producirá en un terreno hostil para los azulgrana. No ganan en Vigo desde abril de 2015 y el año pasado, por ejemplo, dijeron adiós a La Liga con un empate (2-2).

Además, será la primera oportunidad para comprobar si la debilidad del Barça fuera de casa mostrada en la temporada pasada ha quedado atrás con la llegada del técnico holandés y del cambio de sistema.

No parece que Koeman vaya a tocar ni el sistema ni los jugadores para el partido de este jueves. Sabe que necesita consolidar ambas facetas y Balaidos no es el lugar adecuado, justo en el segundo partido de los tres que los azulgrana tienen que afrontar en una semana.

Con el 4-2-3-1 que ha dibujado el holandés, un esquema que utiliza la selección Oranje en los últimos tiempos, unos cuantos jugadores se sienten más cómodos, pero sobre todo el equipo está más cohesionado, las líneas más juntas y no sufre tanto.

A la inversa, el nuevo Barça de Ronald Koeman también supondrá un enorme desafío para el Celta de Vigo, que llega al partido invicto, apoyado en una gran solidez defensiva y con el delantero Iago Aspas reclamando su regreso a la selección a base de goles.

El ilusionante inicio de los azulgranas, tras apabullar al Villarreal (4-0) en su estreno liguero, se examinará este jueves en Balaídos, donde la temporada pasada se despidió de La Liga tras empatar a dos goles, alargando una etapa negra en Vigo que empezó con una goleada (4-1) a finales de septiembre de 2015.

Desde entonces, el Barça no sabe lo que es ganar en el estadio vigués, incluso el capitán azulgrana lleva cinco visitas sin marcar en Vigo. Messi, en lo personal, celebró su último tanto en el estadio celeste en marzo de 2013, su peor racha a domicilio.

Fuente: Infobae

Matías Cussomano

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *