Los lazos fraternales de “La Piyuca”, vibrarán esta noche en Casa Mollo

 Los lazos fraternales de “La Piyuca”, vibrarán esta noche en Casa Mollo

De distinto apellido, una ex Bocca Chiusa y un kinesiólogo retoman canciones en honor a una vecina.

Los hermanos María Luz Tobares y César Jelvez no comparten apellido, pero sí una variedad de gustos y sentimientos que hacen de su relación un pasaje a la unión y la complicidad. Hace cuatro años que decidieron complementar su amor por la música y se juntaron para tocar un compendio de canciones que los representan como hermanos y que pasea por todos los géneros musicales. Este sábado a las 21:30 se presentarán en Casa Mollo bajo el nombre de La Piyuca, una palabra que los marcó de chicos y a la que hoy decidieron darle un significado más emocionante. La entrada es libre y gratuita, pero por orden de llegada.

Mientras que a María Luz la vestían con jardineros de jeans y dos colitas en el pelo, a su alrededor revoloteaba César con un babero en su pecho que seguía los pasos de su hermana mayor, buscándola para jugar juntos. Desde aquel entonces, los recuerdos de Tobares fueron siempre con el pequeño que la acompañaba en todo, hasta en la adultez.

Los dos nacieron en cuna musical. Su padre y su madre los alentaron para que ejecuten instrumentos, principalmente la guitarra, que hoy también estará presente en el show. “Fue gracias a mi papá, quien se dedicó a la música toda su vida, y nos contagió las ganas de seguir por el mismo rumbo”, contó María Luz, hija de Herbert Jelvez, un músico chileno que continuó su carrera musical en San Luis.

Para César es el primer proyecto musical que tiene en su vida. Jelvez en kinesiólogo y toma la música como un escape de la rutina y un encuentro especial con su hermana que deja relucir sus coincidencias más profundas. Pero Tobares cuenta con experiencia en los escenarios: en su juventud formó parte del grupo vocal Bocca Chiusa, luego pasó por la agrupación femenina La Gata Flora, conformó la banda La Tregua y también formó parte del coro de la UNSL.

“Hace un tiempo me alejé de los escenarios, pero el dúo con mi hermano siempre estuvo pendiente. Años anteriores nos dedicábamos a tocar en eventos privados o reuniones de gente conocida que pedían nuestras canciones. En enero decidimos profesionalizar la dupla y empezar a buscar fechas para darle forma y planear a futuro otros encuentros con el público”, contó la cantante.

Para darle forma y seriedad al proyecto, César y María Luz tuvieron que ponerle un nombre que los representara y, principalmente, representara el sentimiento de unión y hermandad que late desde la cuna. Fue así que pensaron en Avelina Barbosa, más conocida como “Piyuca”, una mujer entrañable, vecina de la familia Jelvez, que adoptó a los hermanos como sus nietos postizos.

“Fue una mujer excepcional, repleta de energía y alegría por donde se la mirara. Hace pocos meses falleció y nos dejó miles de enseñanzas para encarar la vida de una forma positiva. Además de recuerdos que nos inundan de felicidad cada vez que nos juntamos y pensamos en ella. Quisimos rendirle homenaje con el nombre de nuestro dúo porque si nos remontamos a los tiempos en que nuestro papá nos inculcaba el amor por la música, también aparece ‘La Piyuca’ con su aliento fraterno para seguir por nuestros sueños”, expresó la artista que utilizó una foto de Avelina cuando era joven para el logo de la banda.

Fuente: Diario La República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *