Perú supera los 30.000 muertos por coronavirus

 Perú supera los 30.000 muertos por coronavirus

Aunque las cifras muestran una leve mejoría, sigue siendo el país con mayor tasa de mortalidad en el mundo. Hoy unos veinte peruanos comenzaron a recibir las primeras dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino.

Perú, el país con la mayor tasa de mortalidad por coronavirus en el mundo, superó los 30.000 muertos por la enfermedad, de acuerdo con el último balance oficial, aunque las cifras muestran una mejora paulatina en el control de la pandemia.

El Ministerio de Salud dijo en la noche del martes que el total de contagios es de 696.190, con 4.615 nuevos casos confirmados en las 24 horas previas, mientras que los muertos aumentaron a 30.123, con 147 nuevos decesos.

Entre los muertos hay al menos 171 médicos, más de 400 policías y 82 periodistas, según un informe de gremios y autoridades.

La situación mejoró en las últimas dos semanas, y en los días transcurridos en septiembre los nuevos contagios diarios cayeron en promedio 20% y los decesos 27%, en comparación al mismo lapso de agosto.

Con 33 millones de habitantes, Perú está tercero en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México, y segundo en contagios detrás del gigante sudamericano.

Proporcionalmente a su población, es el país más enlutado del mundo, con 93,28 muertos por cada 100.000 habitantes, según el ranking que publica la universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, centro de referencia, por la inmunidad como única solución a la enfermedad.

En tanto, unos veinte peruanos comenzaron a recibir hoy las primeras dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm, en el inicio del primer programa de prueba masiva de una vacuna contra el virus en el país.

El primer grupo de los cerca de 6.000 voluntarios que forman parte de la investigación se acercó a la sede de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, que junto con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y un grupo de científicos chinos desarrolla el estudio, para someterse a la inoculación.

Del total de voluntarios, el 60% es hombre y un 40% mujer, la mayoría de ellos entre los 18 y los 50 años, aunque también hay un grupo pequeño de mayores de 60 años.

Todos serán inyectados, si bien un grupo de 2.000 voluntarios recibirá un placebo, mientras que el resto se repartirá vacunas realizadas con dos cepas distintas del virus, una distribución que se hará al azar.

Esta semana se espera que se vacune a unas 60 personas y para la próxima las proyecciones buscan multiplicar la cifra de voluntarios.

Télam.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *