Pidieron nuevamente la excarcelación de Rosendo

 Pidieron nuevamente la excarcelación de Rosendo

El juez Estrada había rechazado la solicitud, pero la medida quedó nula tras ser apartado de la causa.

Con el apartamiento del juez de instrucción Penal 2, Leandro Estrada, de la investigación por la que fue encarcelado el suspendido senador Ariel Rosendo, sus defensores solicitaron nuevamente lo primero que habían planteado apenas lo procesaron y le dictaron la prisión preventiva por tres delitos: la excarcelación o, en su defecto, el arresto domiciliario del legislador. Puesto que, si bien Estrada, el juez natural de la causa, le había negado el beneficio, esa medida quedó sin efecto luego de que la Cámara Penal 1 lo apartara y girara el expediente al Juzgado de Instrucción Penal 3, a cargo de Mirta Ucelay.

Los representantes de Rosendo, Gustavo Reviglio y Gonzalo Estrada, solicitaron la nulidad de la resolución en la que el juez rechazaba la excarcelación. El magistrado había decidido negarle el beneficio porque las condiciones personales y sus antecedentes le hacían inferir que si recibe la prisión domiciliaria es capaz “de eludir el accionar de la Justicia o entorpecer las investigaciones”.

En medio de los fundamentos que esgrimieron los defensores para reiterar su pedido, calificaron el fallo de Estrada de “antojadizo” y “dogmático”, y hasta sugirieron que posiblemente esté “contaminado  con otras motivaciones” que no fueron puestas por escrito en el auto interlocutorio.

Señalaron que el hecho de que esté procesado por robo (uno de los delitos por los que fue enviado al penal, puesto que también está acusado de desobedecer una orden judicial y violar la cuarentena), de acuerdo a la escala penal, no es impedimento para que sea excarcelado.

Sostuvieron, además, que es impensado que el legislador intente evadir el accionar de la Justicia y obstaculizar la investigación porque “siempre demostró arraigo” a Villa Mercedes. Y para fundamentarlo recordaron que Rosendo compareció ante el juez y pidió declarar como indagado el 10 de junio y, luego, el 23 de junio, informó cuál era su nuevo domicilio.

Remarcaron que no es cierto que en el caso de ser condenado el legislador no podrá acceder a una condena de ejecución condicional. Dicen que, teniendo en cuenta que el mínimo de pena por un delito de ese tipo es de 3 años, no es descabellado pensar que pueda cumplir esa condena en libertad.

Fuente: El Diario de la República.

Matías Cussomano

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *