Registraron más de 900 millones de intentos de ciberataques en Argentina durante 2020

 Registraron más de 900 millones de intentos de ciberataques en Argentina durante 2020

La cifra asciende a 41.000 millones si se suman los países de América Latina y el Caribe. ¿Cuáles son las amenazas en 2021?

2020 ha sido un año de hiperconexión, en buena medida debido a la pandemia de coronavirus y a las medidas de aislamiento social que virtualizaron muchas de las actividades habitualmente presenciales, como el trabajo, el estudio y el entretenimiento. En ese marco, tal como se advirtió anteriormente, proliferaron los riesgos en el terreno de la seguridad informática.

Un nuevo informe lo corrobora al indicar que durante 2020, sólo en Argentina, se registraron más de 900 millones de intentos de ciberataques. Más de la mitad (550 millones) ocurrieron en los últimos tres meses del año. Por lo demás, la cifra anual crece hasta los impresionantes 41.000 millones cuando se abre el espectro a países de América Latina y el Caribe.

“El año 2020 demostró la capacidad de los delincuentes para invertir tiempo y recursos en ataques más lucrativos, como el ransomware. Además, se están adaptando a la nueva era del trabajo remoto con acciones más sofisticadas para engañar a las víctimas y acceder a las redes corporativas”, señaló Gustavo Maggi, Director Regional de Fortinet para Sudamérica Este, la firma especializada en seguridad informática que divulgó el estudio. “También vemos una tendencia hacia los ataques periféricos y no sólo a la red central. El uso de dispositivos IoT y entornos industriales de misión crítica son algunos ejemplos de puntos de acceso para los delincuentes”, añadió.

Los responsables del informe remarcaron la abundancia de ataques conocidos como phishing, que se extendieron en la región especialmente a través de correos electrónicos. Se trata de intentos de intrusión mediante el envío de archivos adjuntos y/o enlaces que buscar redirigir a sitios web maliciosos y de esa forma distribuir malware. Además, notaron que no sólo creció el volumen de los ataques sino la sofisticación de los mismos.

El home office, sin dudas, es una variable a considerar. En rigor, en el estudio subrayan que el trabajo remoto es una puerta de entrada para la intrusión en redes corporativas. En el último año se detectó una gran cantidad de intentos para aprovechar vulnerabilidades en dispositivos domésticos que permiten a atacantes inmiscuirse en plataformas más sofisticas de las empresas. “Esto puede ser una tendencia, ya que más personas trabajan desde sus hogares, con menos protección y más acceso a los datos corporativos”, notan.

Por lo demás, los especialistas en seguridad indicaron que durante el año en curso hay una variable fundamental para tener en cuenta en el ámbito del ciberdelito: el despliegue del 5G. Según se lee en el informe, la quinta generación de tecnología móvil “no sólo creará diferentes vectores de ataque, sino que permitirá que grupos de dispositivos comprometidos puedan trabajar juntos para llegar a las víctimas”.

Al respecto, los expertos recomiendan estar alertas ante cualquier correo o actividad sospechosa, e implementar y seguir todos los controles necesarios en los dispositivos personales para mitigar el riesgo de intrusión o violación de las políticas de seguridad.

“Desde el punto de vista empresarial, es necesario agregar el poder de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (ML) a plataformas de seguridad que operen de manera integrada y automatizada en la red principal, en entornos de múltiples nubes, en sucursales y en los hogares de los trabajadores remotos”, concluyó Maggi.

Fuente: TN Noticias

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *