Salud pide que los niños de edad escolar tengan sus vacunas al día

 Salud pide que los niños de edad escolar tengan sus vacunas al día

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPUBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

Apuntan a la franja de 5 y 6 años, que inician el nivel primario. También a los de 11, que deben recibir tres inmunizaciones.

El inicio de clases está muy cerca y por ello en distintos ámbitos comienzan los recaudos. Sobre todo a la hora de prevenir la sanidad de los chicos. El Ministerio de Salud de San Luis trabaja en la prevención de diversas enfermedades mediante la vacunación y el riguroso control para que cada pequeño tenga al día su calendario de inmunizaciones. Bajo ese objetivo alentaron a que los padres se acerquen y vacunen a sus hijos.

El llamado a la reflexión y posterior acción apunta a aquellos papás de chicos de 5 y 6 años que, a días de empezar el nivel primario, deben recibir las vacunas Sabin oral, (se ingiere por la boca), Triple Viral y la Triple Bacteriana. Con ellas están protegidos de la poliomielitis, la difteria, el sarampión, la tos convulsa, el tétanos, la rubéola y las paperas.

A su vez, hay otro grupo de chicos que el calendario de vacunaciones tiene subrayado: son aquellos que cumplieron los 11 años y deben ser inmunizados con la Meningococo, la Triple Bacteriana Acelular y la del Virus Papiloma Humano (HPV). Serán dos dosis, la segunda luego de 6 meses de la primera. De ese modo evitarán las infecciones por el meningococo y el virus que desata el HPV que, años más adelante, puede producir en las chicas cáncer de cuello uterino y en los varones verrugas o enfermedades en los genitales.

“Las vacunas son una herramienta muy importante, un factor clave dentro de la prevención de la salud. Nosotros buscamos recordar a los papás o tutores de aquellos chicos que ingresan a primer grado, o que ya cumplieron los cinco años, que  deben aplicarles la Sabin oral, la triple viral y la triple bacteriana. San Luis posee para sus habitantes una libreta de salud modelo, una de las más completas del país. Por eso invitamos a papá, mamá o los tutores a revisar la página donde figuran las vacunas y allí, fácilmente, podrán ver si le faltan vacunas a sus hijos. Si hay alguna pendiente, en cualquier hospital público o centro de salud de la provincia se la podrán colocar”, aconsejó la jefa del Servicio de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, María Esther Diángelo.

En busca de incentivar a los padres para que no se atrasen con las vacunas de sus chicos, la cartera sanitaria provincial trabaja en conjunto con el Ministerio de Educación: en las escuelas, durante las inscripciones de los estudiantes, el calendario completo de vacunas es un requisito más.

“Para estos períodos, la labor con  Educación es en equipo, porque ellos, a la hora de recepcionar cualquier trámite relacionado a los alumnos, le piden a los papás la fotocopia del libreta de salud con el control de niño sano y las vacunas al día. Son exigencias que a nosotros nos ayudan mucho y hacen a la prevención”, valoró Diángelo.

Buena tendencia

Aunque muchos padres son remolones a la hora de visitar el centro de salud o el hospital para vacunar a sus pequeños, la tendencia es buena en el análisis general. Para los profesionales del Servicio de Inmunizaciones, los sanluiseños cumplen con el calendario anual. “Es habitual que en los meses de verano la asistencia de papás a centros de salud disminuya, pero es normal porque es un período de vacaciones. Luego sí vemos que la gente comienza a organizarse y se vuelca a cumplir con las vacunaciones”, opinó la funcionaria.

“En lo que hace a las dosis que tienen que recibir los chicos de 5 y 6 años, los padres la tienen más incorporada. Saben que tienen que ir y completar el calendario. No ocurre lo mismo con las vacunas a chicos de 11 años porque es nueva y los papás no la tienen tan presente. Por eso nosotros invitamos a que revisen las libretas de salud y concurran con sus hijos a inmunizarlos”, añadió.

Un factor que suele complicar la labor de los médicos abocados a la prevención de la salud son aquellas personas que eligen una vida naturista para ellos y sus hijos y se niegan a vacunarlos. Por suerte, en San Luis esa tendencia no es numerosa. “En general son casos puntuales, no se trata de una gran cantidad de personas o familias. Es gente que elige vivir fuera de las ciudades, aisladas, en las sierras. No quieren ingerir medicamentos, pero poco a poco comprenden la importancia de que sus chicos estén protegidos. En ocasiones se niegan a que les coloquemos varias dosis en un día. No quieren todas a la vez, pero aceptan si les colocamos las vacunas en diversos períodos”, explicó Diángelo.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas