Aislaron grandes focos de contagio tras cinco operativos barriales

 Aislaron grandes focos de contagio tras cinco operativos barriales

Los rastrillajes fueron planificados por zonas. El martes próximo retomarán, esta vez en Las Mirandas.

El Ministerio de Salud avanza con los rastrillajes para detectar casos positivos de COVID-19. Los agentes sanitarios ya pasaron por más de cinco barrios de la ciudad y aseguran que por medio de los operativos pudieron aislar varios grandes focos de contagio, por lo que al finalizar el recorrido por la ciudad los harán nuevamente.

Ante la llegada de la segunda ola y de las nuevas cepas, hace un mes decidieron retomar los puestos de hisopados en distintos puntos con ayuda de varias áreas de la Municipalidad, ya que por medio de estos recorridos identificaron que hay vecinos que a lo largo de la pandemia nunca se habían examinado.

“En estos lugares testeamos con base en radios. Es decir, por los que ya pasamos fueron las 960 Viviendas, y se acercaron de los barrios de alrededor; la zona del San José; el Güemes; el San Antonio, y el Bajo Vea. De a poco nos vamos a ir moviendo”, explicó el jefe de Vigilancia Epidemiológica de Villa Mercedes, Leonardo Solavallol.

Además, comentó que esta semana pasarán por Las Mirandas para que la gente de todo el sector pueda llegar a examinarse y sacarse la duda de si porta COVID-19 o para solicitar información. “Después seguramente estaremos en el Pimpollo, nos vamos moviendo en círculos y luego nos ubicaremos en el centro y repetiremos la vuelta. Generalmente, los lunes buscamos un lugar y los martes salimos”, sostuvo.

Con ayuda de varios equipos de Defensa Civil de la Comuna van casa por casa preguntando a las personas si tienen algún síntoma. Solavallol aseguró que es la manera más efectiva para aislar a los grupos y cortar la cadena de contagios.

A partir del martes, los hisopadores abarcarán la zona del barrio Las Mirandas.

Del mismo modo, la Secretaría de Desarrollo Social es la encargada de ayudar a aquellas familias con trabajadores informales que deben permanecer en cuarentena y no pueden salir a generar ingresos económicos ni a adquirir insumos para alimentarse.

“Van a ir creciendo los números, porque recién estamos ingresando en la época del frío y es normal. Pero lo que hacemos nos permite no solo contener a los vecinos, sino también determinar por dónde está circulando la COVID-19 y controlar la transmisión comunitaria que hay y en algún momento podremos aplanar la curva”, dijo.

Sin embargo, señaló que la presencia de otros virus estacionales complica que puedan diferenciarlos de coronavirus. “El diagnóstico sirve, a veces creen que por un dolor de cabeza no es necesario chequearse. Por ejemplo, en el barrio Güemes había personas que se estaban moviendo y dieron positivo, y tuvimos que aislarlas a todas”, indicó.

Paralelamente, los agentes sanitarios trabajan todos los días en distintos puestos por la mañana y por la tarde para que los villamercedinos pasen a testearse. Los puntos disponibles son el Hospital “Suárez Rocha”, el “Eva Perón”, el de “La Pedrera”, el Policlínico Regional “Juan Domingo Perón” y la Plaza del Sesquicentenario, más conocida como “del Mercado”.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *