Aprobaron la instalación del primer crematorio de San Luis

 Aprobaron la instalación del primer crematorio de San Luis

Estará ubicado en el cementerio parque Jardín del Recuerdo. Estaría operativo antes de fin de año.

En San Luis, al hablar de fallecimientos se advierten dos escenarios: los cementerios están colapsados y, en tiempos de pandemia, los cuerpos de las personas que mueren por COVID-19 deben ser cremados. Si bien la provincia mantiene el estatus sanitario y no hay víctimas fatales de coronavirus, es una posibilidad. La dificultad es que no hay crematorios y los más próximos se encuentran en Río Cuarto y Mendoza, lo cual encarece los gastos para los deudos. Ahora, el Municipio aprobó el estudio de impacto ambiental de la obra de un crematorio en el cementerio parque Jardín del Recuerdo, de la Previsora San Luis, ubicado en la ruta nacional 146. Estará operativo antes de fin de año.

“El cementerio presentó a principios de año el estudio de impacto ambiental para incorporar el crematorio, pero impulsa la iniciativa desde hace alrededor de diez años. Lo evaluamos y el 22 de abril se publicó la consulta pública para que por diez días los vecinos pudieran venir a ver el expediente, ya que surgen inquietudes sobre el humo que va a emanar, si será perjudicial para la salud, entre otras dudas”, informó la subsecretaria de Control Ambiental de la Municipalidad, Eliana Giorda. La aprobación se concretó el mes pasado.

El equipamiento, fabricado por la empresa Incol, es un crematorio “hyper jet pak” de alto rendimiento. Consiste en un artefacto de combustión de accionamiento automático que, por sus características tecnológicas, emite una menor cantidad de gases, de hecho, la emisión es de vapor. Cuenta con un tiempo promedio de cremación de 45 a 55 minutos. La obra tiene un 70% de avance.

Según refirió Giorda, el Municipio solicitó un estudio de base ambiental en la medición de la atmósfera. Apenas empiecen a operar las instalaciones, analizarán los gases y cada cuatro meses volverán a estudiar la combustión. La Municipalidad será el ente controlador del funcionamiento del crematorio. Al primer informe de la operatividad lo hará una empresa privada y luego serán desarrollados por la Universidad Tecnológica de Córdoba, según afirman en la compañía.

“El estudio de impacto ambiental es una declaración jurada y tenemos el deber de que se cumpla con lo que allí se especifica. Lo cierto es que si lo hacen como está especificado, el crematorio no debería ser contaminante, ya que el horno permite una combustión completa. Otro aspecto particular es que el proceso se hace con ataúdes especiales para que se libere la menor cantidad de gases posible, de hecho se retiran las piezas metálicas para evitar la emisión de contaminantes de metal pesado”, aseguró.

Una ordenanza de 2011 regula la disposición de los crematorios privados. Indica dónde tienen que inscribirse las empresas que optan por instalar el servicio, cómo pueden obtener las habilitaciones, qué estudios deben presentar, cuál es el órgano de control, entre otros requerimientos. Afirman que la empresa autorizada cumplió todas las disposiciones.

“Una vez que instalen el horno vamos a hacer mediciones para determinar que no haya contaminantes en la atmósfera. La obra es muy importante y el servicio será más accesible para los puntanos. Es un avance que tengamos un horno de primera calidad. A los vecinos les llevamos tranquilidad, hemos controlado las características del horno y vamos a medir los gases que se emitan”, manifestó.

Qué dicen los propietarios

Vanesa y Fabricio Pezzini, propietarios de la funeraria, señalaron distintos detalles del crematorio y garantizaron que no tiene efectos nocivos para la salud de las personas.

“La tendencia del servicio en otros países es del 70%. En algunas provincias argentinas es del 40% y en San Luis estamos en el 20%, de acuerdo a las cremaciones que realizamos en Mendoza o en Río Cuarto. Esta tendencia se debe al costo y a que las familias deciden terminar un proceso”, explicó Vanesa.

Para graficar, a la hora de pensar en una parcela en un cementerio se debe contar con una inversión que puede rondar los $35 mil. La cremación en los términos actuales, que se debe pensar en gastos de traslado, roza los $30 mil. Con la implementación del crematorio en la ciudad, el gasto sería de entre $15 mil y $17 mil, dijeron.

“Previsora San Luis jamás salteó ninguna ordenanza municipal. Cumplimentamos todo al 100%, como corresponde. No desarrollamos nada que pueda perjudicar a la sociedad o a los empleados, la efectividad de los hornos está demostrada técnicamente”, subrayó Fabricio.

El domingo 16 de agosto, un grupo de vecinos de los alrededores del cementerio se manifestó en contra del avance de la obra y remarcó su preocupación por la contaminación. Para la familia Pezzini, es “dudosa” la motivación del reclamo y destacaron que las puertas de la empresa están abiertas para quien necesite evacuar dudas sobre el crematorio.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *