23/05/2024 9:06 AM

Aumentó el precio de los combustibles un 10% promedio

A partir de las 0 de este miércoles, las estaciones de servicio aplicaron un aumento promedio del 10% en el precio de los combustibles, una medida que se replicó en todo el país tras el vencimiento de Precios Justos.

Esta tarde, todas las estaciones de servicio de la capital puntana tenían actualizados los valores de las naftas y el gasoil en sus carteles exhibidores.

En YPF, el litro de súper pasó a costar $319 (estaba a $291) y la Infinia a $412 (376). En el caso del diésel, el incremento fue a $341 ($311), mientras que el premium trepó a $448 ($409).

En Shell, la súper sale $346 ($314) el litro, la V-Power está a $439 ($399), el Evolux diésel cuesta $374 ($340) y el V-Power diésel subió  $478 ($434).  

La última en modificar sus valores fue Axion, recién después del mediodía modificó los precios y los colocó en su cartelería. El litro de súper pasó a costar con el nuevo incremento, $348, (estaba a $311,40); la Quantium sale $456 (408,40); el diésel X10 tiene ahora un costo de $403 y antes estaba a $372,30 y por último el Quantium diésel X10 ya casi ronda los $500, el litro sale $472 cuando hasta ayer se conseguía a $441.

El último incremento en la ciudad de San Luis fue el 23 de agosto, del 3 por ciento para YPF y del orden del 9,7% para las petroleras de marca extranjeras.

Todavía en las bocas de expendio se ven largas filas de autos y motos que buscan cargar combustibles.  

Massa convocó a las petroleras para fijar precios

El ministro de Economía, Sergio Massa, convocó para este miércoles a los directivos de las principales compañías petroleras para discutir la política de precios que regirá a partir de este mes para los combustibles en el segmento minorista, con la idea de que el incremento esté alineado con el esquema de Precios Justos, señalaron fuentes del Palacio de Hacienda. Adelantó que defenderá un precio competitivo.

A mediados de agosto, las secretarías de Energía y de Comercio validaron con las petroleras en la semana posterior a las PASO una suba de 12,5% promedio de los combustibles y el compromiso de no mover los precios hasta ayer, 31 de octubre.

Por entonces, la negociación incluyó una reducción del precio interno del barril de petróleo a 56 dólares, el congelamiento del tipo de cambio, la reducción de impuesto para las exportaciones, mayor disponibilidad de acceso a divisas y, de forma temporal, un tipo de cambio diferencial para la liquidación.

Las fuentes consultadas dijeron que esos acuerdos alcanzados en los últimos meses no fueron respetados desde el momento en que las petroleras “empezaron a especular en los últimos 15 días que luego del congelamiento iba a haber una devaluación y que, tras esto, surgiría un aumento de al menos 20%”.

Desde el Palacio de Hacienda aseguraron que el aumento que se realizará, como parte del nuevo acuerdo, “va a tener que estar alineado con el programa de Precios Justos”, es decir, en torno del 5% mensual.

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR