23/05/2024 8:49 AM

Dejó parapléjico a su hermano y lo juzgarán por intentar matarlo

Sergio Arias enfrenta un pedido a 12 años de cárcel por atacar con un cuchillo a Edgar. Llegará al debate en libertad.

Le arruinó la vida a su hermano y ahora deberá responder ante un tribunal. A comienzos de este año, Sergio Isaías Arias atacó a Edgar Jordan Arias con un cuchillo en la casa que compartían en un barrio de la capital y lo dejó al borde de la muerte. La víctima sobrevivió, pero una de las puñaladas le afectó una arteria vertebral y el hombre quedó parapléjico. Esta semana, el fiscal que investigó el caso elevó la causa a juicio con un pedido de pena a 12 años de cárcel por intento de homicidio.

El hecho ocurrió el sábado 11 de febrero al mediodía en la casa 35 de la manzana 246 del barrio Cerro de la Cruz. Víctima y victimario, quienes son oriundos de la localidad de La Toma, residían hacía tiempo allí, solos, y eran conocidos por los vecinos por sus constantes peleas.

“En principio, el problema que derivó en el ataque comenzó con una discusión porque el imputado tenía una especie de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), que era el de acumular cosas. Ese habría sido un motivo común de cruces entre ambos, pero en este caso se fue a mayores y el hombre arremetió de forma inmediata contra su hermano, según el relato que dio la propia víctima”, le comentó a El Diario el fiscal de Instrucción 3, Esteban Roche, quien llevó adelante la investigación.

Sergio, de 50 años, tomó un cuchillo de cocina con una hoja de unos 20 centímetros de largo y atacó a Edgar por la espalda: lo hizo caer al piso y le asestó tres puntazos en el cuello, dos en la nuca y uno en el costado izquierdo, y otro a la altura de la quinta vértebra lumbar. Luego intentó escapar, pero vecinos lo redujeron hasta que llegó la Policía y auxiliaron al herido, que se desangraba en el piso. De no haber sido por esa asistencia, indicó el fiscal, la víctima quizás no hubiese sobrevivido. “Lamentablemente, quedó con secuelas en principio irreversibles”, mencionó.

Dos días después, el agresor fue imputado por el delito de “Homicidio simple en grado de tentativa” y procesado con 60 días de prisión preventiva por el juez de Garantías 4, Marcelo Bustamante Marone. Ayer, la defensora oficial 2, Nadia Agúndez, quien asiste al acusado, comentó que su defendido cumplió esos días de encierro y luego quedó en libertad, al cuidado de un vecino, en la casa del Cerro de la Cruz.

Al principio, tanto la defensa como la fiscalía solicitaron pericias psicológicas y psiquiátricas para determinar si Sergio padecía alguna patología que le impidiera comprender sus actos. “Las pericias no fueron concluyentes. Hablan de una extrema vulnerabilidad y de rasgos específicos, pero no son concluyentes”, explicó la letrada.

Este jueves se celebró la audiencia de control de acusación, el paso previo a la elevación a juicio, con actuación del juez de Garantías 2, Ariel Parrillis. Roche hizo un repaso del hecho, de las pruebas reunidas, mantuvo la calificación legal inicial y pidió que, en caso de ser condenado, el imputado reciba una pena a 12 años de prisión.

Como atenuantes consideró la falta de antecedentes y como agravantes, el hecho de que Sergio haya atacado a Edgar por la espalda, aprovechándose de que estaban solos, a sobre seguro, que lo dejó tirado e intentó escapar, y que tuvo un claro menosprecio por el vínculo de sangre.

 El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR