Después del brindis, salió vestido de Papá Noel a repartir alegría en Villa Mercedes

 Después del brindis, salió vestido de Papá Noel a repartir alegría en Villa Mercedes

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ.

El joven es fotógrafo de El Diario y hace cinco años inició una cruzada solidaria. Esta Navidad repartió cerca de cuatro mil bolsitas con  golosinas a grandes y chicos en diversas zonas de la ciudad.

Mientras miles de personas terminaban de alzar sus copas para brindar por la llegada de la Navidad, Héctor Portela fue en búsqueda de su traje de Papá Noel, se puso su extensa barba blanca y salió a repartir golosinas a grandes y chicos de al menos unos diez barrios de la ciudad. El joven es fotógrafo de El Diario de la República y desde hace cinco años asumió una misión: regalar sonrisas y felicidad a quienes más lo necesitan.

Desde que arrancó con la cruzada solidaria, Héctor hacía un doble recorrido: una salida a la siesta y otra después de las doce. Pero por cuestiones climáticas, este año decidió hacerlo solo de noche. Igual que el verdadero personaje navideño, visitó a los vecinos a lo largo de los cuatro puntos cardinales: desde el barrio Sol Naciente, San Antonio, San José, el Centro, Pimpollo, Jardín del Sur, Libertad, hasta el complejo habitacional La Ribera.

El Papá Noel de la redacción villamercedina de El Diario, salió en su trineo de cuatro ruedas: una Ford F-100. Lo acompañaron sus amigos Jorge (dueño del vehículo), Jessica, Nicolás y su sobrina Ludmila. Los primeros tres lo ayudaron a acondicionar la camioneta con luces navideñas, parlantes para que sonaran bien fuertes los villancicos y las 3.800 bolsitas de dulces que logró recaudar después de varios días de colecta. “Algunas personas me ayudaron aportando golosinas y otras las compré yo”, contó Portela.

El fotógrafo destacó que si bien es él quien se calza el disfraz, hay amigos y familiares que logran una gran cadena solidaria y le dan una mano con los preparativos. Hasta el traje rojo y blanco fue una donación. La costurera María Correa se ofreció a diseñarle el disfraz, le tomó las medidas y un día antes de la Nochebuena, lo tuvo listo.

Portela añadió: “Estuvimos hasta el mismo 24 a la tarde armando bolsitas y acomodando las cosas. Mi amiga Jessi tiene un negocio y estuvo hasta tarde envolviendo. Mis papás también me ayudaron”, contó. Cuando menciona a sus padres, al muchacho se le ilumina la cara con una gran sonrisa.

“Están felices con lo que hago. Están orgullosos”, aseguró con timidez.

Y es que con su visita a los barrios, el joven logra cosechar cientos de sonrisas, ya que principalmente pasa por los complejos más humildes. “Los chicos salen refelices cada vez que pasamos, salen corriendo atrás de la camioneta, se quieren sacar fotos”, dijo.

La hoja de ruta fue extensa. El viaje de este Papá Noel villamercedino finalizó cerca de las seis de la mañana. Y si bien en un comienzo las bolsitas eran principalmente para los niños, luego se sumaron familias enteras.

El espíritu solidario es una de las características que define al joven. Además de Navidad, también regala juguetes o dulces para el Día de Reyes Magos o el Día del Niño. “No puedo explicar lo que me impulsa a hacer esto, solo sé que me gusta mucho y me hace muy feliz”, reflexionó.

Un año de superación y solidaridad

A mediados de este año, el fotógrafo sufrió un asalto en el que le sustrajeron su herramienta de trabajo. La comunidad se conmovió con el caso de Héctor y hasta incluso algunos vecinos armaron una rifa para poder comprarle nuevamente los equipos. Al poco tiempo recuperó su tan preciada cámara y con el dinero que recaudaron para el sorteo, organizó un gran festejo para el Día del Niño.

redaccionradio

0 Reviews

Más notas