24/05/2024 1:40 PM

El piso salarial será de $300 mil y ningún trabajador del Plan cobrará menos de $150 mil

Además, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, anunció un 30% de suba general para los agentes del Estado.

El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, anunció mejoras considerables en los sueldos de los empleados de la administración pública provincial y del Plan de Inclusión que, a partir de este mes, tendrán un piso salarial de $300 mil y $150 mil, respectivamente.

Así lo informó el primer mandatario, este viernes a la noche, en su mensaje televisado desde el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, en el que aclaró que las medidas tomadas fueron en respuesta a la galopante inflación que azota al país y a la provincia en particular, y también como una solución “a la minicrisis que se produjo en la Legislatura con el Plan de Inclusión Social”, sostuvo Rodríguez Saá.

Además de fijar un piso en los ingresos de los trabajadores provinciales y con subvenciones estatales, anunció también que inyectarán un 30% de incremento salarial a partir de esa base, suba que percibirán también los beneficiarios de las becas 22 AG y Jóvenes Líderes de la Secretaría de las Juventudes.

“El aumento se va a pagar con el sueldo de septiembre y abarca al personal administrativo del escalafón general, docentes, fuerzas de seguridad y personal de salud, quedando exceptuados los funcionarios del Poder Ejecutivo provincial”, dijo el Gobernador.

En suma, el anuncio establece, por un lado, que ningún trabajador de la administración pública provincial ganará menos de $300 mil con su próximo salario, mientras que en paralelo fija un criterio para que la diferencia entre categorías del escalafón general no exceda los $30 mil.

Así, los trabajadores que cumplan funciones en la administración pública con Categoría F pasarán de $162 mil a ganar $300 mil, lo que equivale a un incremento total del 85%; los Categoría E, de $212 mil a $330 mil (55% más); los Categoría D, de $214 mil a $360 mil (68% más); los Categoría C, de $220 mil a $390 mil pesos (77% más); los Categoría B, de $232 mil a $420 mil pesos (81% más); y los Categoría A, de $252 mil a $450 mil pesos (78% más).

“De esa manera, las categorías de abajo empujan a las de arriba”, señaló el mandatario, quien confirmó, además, que los beneficiarios del Plan de Inclusión Social que realicen iguales tareas o presten servicios similares a la de los empleados públicos regidos por la clasificación profesional establecida en el escalafón percibirán la misma remuneración, con un piso de $300 mil.

“Cada ministerio deberá informar en el plazo de cinco días, sobre aquellos trabajadores del Plan de Inclusión que están cumpliendo funciones específicas a la par de un empleado de la administración pública, que ahora van a pasar a ganar lo mismo que sus compañeros de trabajo, que como mínimo va a ser más de trescientos mil pesos”, explicó.

Plan de Inclusión

Para los integrantes de Inclusión Social que realizan tareas propias del Plan (a diferencia de los beneficiarios que ejercen su labor, pero en el ámbito de la administración pública provincial), Rodríguez Saá anunció que pasarán a cobrar un piso de $150 mil, superando en casi $20 mil pesos el índice fijado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para la línea de indigencia.

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR