El tiempo - Tutiempo.net


GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ

El Municipio aseguró que la poda de árboles, los reflectores Led y las bajas temperaturas fueron fundamentales.

Llegó el alivio para los comerciantes y vecinos de la plaza Pedernera, quienes aseguran que durante esta semana notaron que los tordos y golondrinas que invaden los árboles del espacio verde y alrededores no están apareciendo. El Municipio aclaró que los recursos que utilizaron fueron fundamentales para lograr la emigración de las especies, sumando la ayuda de las bajas temperaturas. A su vez adelantaron que van a seguir trabajando en la prevención antes de que llegue la época que regresan.

“Los reflectores que colocamos en los plátanos de la vereda comercial de Lavalle, desde la heladería hasta la esquina del instituto, dieron buenos resultados. La reducción del follaje de los árboles era vital para que los otros recursos hagan mejor efecto. Y además tuvimos la suerte de que el láser haya cubierto todos los árboles de la plaza”, explicó el jefe de Programa de Medio Ambiente, Igor Ziganowski, quien está a cargo del problema.

El funcionario comentó que luego de la poda empezaron a notar la aparición de menos aves, como también la reducción de suciedad y malos olores, y también destacó la función que cumplió el clima. “El efecto positivo iba a llegar a medida que les fuéramos quitando confort a los lugares en donde se erradican los pájaros. Además tuvimos la suerte de que la situación climática nos ayudó bastante con estos fríos fuertes que hubo. Esto nos da más tiempo de prepararnos para después del invierno”, agregó.

Durante el verano la gente no podía ni pasar por la zona de la plaza. Los comerciantes de la calle Lavalle, que era la más afectada, habían comentado que tuvieron una caída muy grande en sus ventas, ya que los clientes no se acercaban por el olor que generaba el excremento de los pájaros. “Fuimos pacientes, entendimos y apoyamos cada uno de los métodos que se tomaron. Esta vez creo que dio un buen resultado así que esperemos que continúen con estas medidas para que la próxima temporada no tengamos que lamentarnos de nuevo”, manifestó Daniel Redital, propietario de la heladería Itatí.

Por su parte, el responsable comentó que habló con los dueños de los negocios y los notó más tranquilos y aliviados. Sin embargo aclaró que van a continuar con las tareas de limpieza para que el espacio vuelva a ser ocupado por la comunidad.

 A su vez, Ziganowsky contó que ahora que se fueron las aves van a poder trabajar de otra manera, y detalló que Servicios Públicos está llevando adelante una limpieza diferenciada en el sector y además están cambiando la tierra de los canteros, ya que estaba percudida por las eses de las aves y por más que laven la plaza todos los días el olor seguía estando.

Las especies se van cuando llega la temporada de frío, y luego es muy variada la época en la que aparecen nuevamente. Pueden llegar a migrar pequeñas bandadas en el comienzo de la primavera, luego se suman otras en octubre, hasta que en el verano invaden la zona. El Municipio planteó la responsabilidad de tener todo listo a mediados de año, con la intensión de que cuando lleguen al lugar no se sientan cómodos como para que se puedan asentar nuevamente.

“Si lo planteamos en cuanto a la función de la estrategia, principalmente haríamos una reducción de follaje en los árboles de toda la plaza, después si llegamos a tener casos de árboles afectados pondremos reflectores de luces Led de bajo consumo, y si ninguna de estas medidas da resultado y se asientan las aves vamos a aplicar el repelente”, adelantó el funcionario.