Estados Unidos realiza el primer trasplante renal de un donante vivo con VIH

GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. LINK DE LA NOTA AQUÍ

«Me siento bien», dijo la donante, Nina Martínez, de 35 años.

Cirujanos en Estados Unidos anunciaron el jueves haber realizado el primer trasplante renal de un donante vivo con VIH a un receptor también con VIH, una primicia médica mundial.

Médicos del hospital de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore dijeron que el riñón de una mujer con el virus del sida fue trasplantado el lunes a otra persona con el virus del sida, en la primera operación de este tipo que se hace en el mundo.

«Me siento bien», dijo la donante, Nina Martínez, de 35 años, sonriente en una conferencia de prensa el jueves.

El destinatario, que no fue identificado, está «muy bien», dijo Christine Durand, profesora asociada de medicina y oncología en Johns Hopkins. «Ahora solo monitoreamos los resultados a largo plazo», añadió.

Desde que el ex presidente Barack Obama promulgó una ley federal en 2013, los órganos extraídos de personas VIH positivas fallecidas pueden ser trasplantados en receptores VIH positivos, que también pueden recibir órganos de personas VIH negativas, como cualquier otro paciente en la lista de espera.

Martínez, una residente en Atlanta que se volvió donante tras ver un capítulo de la serie de TV «Anatomía según Grey», se dijo emocionada de ser parte de un avance médico. «Sabía que yo era la persona que estaban esperando», dijo.

Hasta ahora los médicos pensaban que era demasiado peligroso dejar a una persona con VIH con un solo riñón. Temían que el VIH y los medicamentos antirretrovirales debilitarían demasiado el riñón restante del donante.

Pero un estudio de gran alcance convenció a los investigadores de que el riesgo era casi cero, y el hospital recibió la autorización en 2016 para llevar a cabo el primer trasplante entre dos personas vivas.

La posibilidad de utilizar órganos de donantes vivos cambiará significativamente la ecuación.

«Las puertas ahora están abiertas para que las personas que viven con el VIH se conviertan en donantes de riñón», dijo Dorry Segev, el profesor asociado de cirugía en la Universidad Johns Hopkins que operó a Martínez.

Desarrollo gradual

Miles de personas mueren cada año en Estados Unidos a la espera de un trasplante de órganos.

Como en otros lugares del mundo, el país padece una escasez de riñones, con aproximadamente 100.000 personas en lista de espera, según la Red de Adquisición y Trasplante de Órganos (OPTN por sus siglas en inglés).

Durand estima que aproximadamente 10.000 personas VIH positivas están en diálisis, la última etapa de la insuficiencia renal.

Estas personas ahora podrían recibir riñones de personas con VIH, lo que beneficiará a todos en la lista de espera.

Las condiciones deben ser tener buena salud y tener el virus controlado, dijeron los médicos.

Con los medicamentos antirretrovirales actuales, este es el caso de muchos pacientes, sin efectos secundarios en general.

Martínez, por ejemplo, se está preparando para correr un maratón este otoño.

«Para cualquiera que esté considerando embarcarse en este viaje, es factible», dijo. «Solo les mostré cómo y no puedo esperar para ver quién será el próximo».

¿Cuánto tiempo pasará antes de que estos trasplantes se generalicen en otros hospitales y fuera de Estados Unidos?

Como cualquier innovación médica y trasplantes en particular, el desarrollo será gradual, dijo Segev. «La gente será muy cautelosa con la selección de donantes hasta que se realicen ciertos trasplantes».

El médico, que estima que entre 500 y 600 personas VIH positivas podrían donar órganos cada año en Estados Unidos, ya ha hablado por teléfono con personas con VIH que son candidatos para donar un riñón.

AFP-NA