Este jueves se cumplen siete años de la desaparición de Abel Ortiz

 Este jueves se cumplen siete años de la desaparición de Abel Ortiz

El hermano de la víctima, Ariel, repasó los puntos importantes de la causa, que en el último tiempo tuvo novedades.

Este jueves se cumplen siete años de la desaparición de Abel Ortiz. “Se está trabajando en la causa, en este último mes. Es una nueva de luz de esperanza para la familia, para la lucha constante porque nosotros no paramos, somos una especie de investigador. Siempre hay alguno aportando datos. Hay cuarenta testigos en el expediente, que aportan las pruebas que recién ahora estamos poniendo de manifiesto”, señaló el hermano de la víctima Ariel, en “Mañana es tarde”.
“Acevedo, excomisario de la novena, Mariano Mora e Iván Ortuvia son los tres policías que se pudo identificar cuando le quemaron la vivienda. Además le hicieron cuatro allanamientos sin autorización del juez. Esto era una verdadera asociación ilícita. No hay que olvidarse que en una banda de seis, cuatro eran policías. Acevedo era pareja de Abel y amante de Acevedo. Sabemos que la justicia es lenta pero va a llegar”, consideró.
Hace siete años, Abel “Pochi” Ortiz salía de la casa de Marcela, una de sus hermanas, en el barrio La Ribera de Villa Mercedes, donde vivía hacía unos meses. Le dijo que iría al gimnasio, luego se vería con su ex, la peluquera Alejandra Espinosa y más tarde regresaría. Esa fue la última vez que los Ortiz supieron de su hermano. En los días siguientes, la familia empezó una lucha que perdura hasta hoy: la incansable búsqueda de Abel.
El reciente procesamiento con prisión preventiva de la peluquera y de su hija Daiana Villegas por intentar matar a tiros a un adolescente en su barrio, va en la misma línea de lo que los Ortiz denuncian desde el 2014: que Espinosa y las personas con las que ella se manejaba, muchos policías, son delincuentes que se movían con total impunidad avalados por el comisario Acevedo, expresó Patricia, otra de las hermanas de Abel.
“Tiene que surgir la verdad porque ellos son los responsables, no hay otros”, agregó Ariel Ortiz.
Hoy, a partir de las 17, los Ortiz, sus amigos y la gente que se solidarizó con ellos estos siete años se reunirán en la plazoleta ubicada en Almafuerte y Mulleady, donde el rostro de “Pochi” está inmortalizado en un mural. Será para recordar al joven de una manera pacífica, compartiendo mates, la lectura de poemas y entonando las canciones que escribieron para recordar que él no se fue, sino que lo hicieron desaparecer.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *