Juzgarían antes de fin de año a ex militar y a ex policía por la brutal golpiza a tres mujeres

El ex militar César Lucero y del ex policía Gustavo Sosa, acusados de golpear salvajemente a tres mujeres de entre 17 y 20 años a la salida de un boliche en 2014, serían juzgados antes de fin de año.

Así lo anticipó el abogado Héctor Andina, representante de una de las víctimas, “El viernes (los acusados) se hicieron presentes a los fines de subsanar las rebeldías, se les notificó que la causa está radicada en la Cámara Penal N°1, que se les prohíbe salir del país, tener contacto con testigos y una serie de requisitos para asegurar la ecuanimidad del juicio del que pronto establecerán la fecha de inicio”.

Lucero y Sosa habían sido declarados “en rebeldía” y la Cámara solicitó su captura, tras no poderlos notificar de las últimas acciones. La situación quedó subsanada el 4 de octubre, por lo que ambos esperarán el juicio en libertad.

Están imputados de “privación ilegítima de la libertad, abuso de armas de fuego y lesiones leves”, aunque el abogado de una de las victimas adelantó que pedirá el cambio de carátula: que se aplique la figura de violencia de género y que se agrave la imputación porque ambos pertenecían, en el momento de los hechos, a fuerzas de seguridad.

Andina recordó que por la golpiza brutal que recibieron las chicas aún hoy, más de 5 años después, sufren las consecuencias físicas y psicológicas: “Tuvo cuatro años de tratamiento por una conmoción cerebral, bloqueo, falta de control de esfínteres…todo lo que padece una persona cuando ve tan cerca la muerte”.

El episodio que se juzgará, en principio, este año ocurrió en junio del 2014. Las jóvenes salían de un boliche de Las Chacras cuando Lucero y Sosa se ofrecieron a llevarlas hasta la ciudad de San Luis.

En el trayecto, a bordo de un VW Gol, el militar exhibió un arma y gatilló contra una de las adolescentes, pero el cargador no tenía proyectiles. Tras atravesar la ciudad, y cruzar varios semáforos en rojo, llevaron a las chicas hasta un domicilio de la calle Rawson.

Allí, los hombres intentaron hacerlas ingresar por la fuerza a la casa y una de las jóvenes intentó escapar. En ese momento, Sosa y Lucero comenzaron a propinarles golpes de puño y puntapiés. Gracias a la intervención de una vecina, la paliza no pasó a mayores.

El Tribunal que los juzgará es presidido por Hugo Guillermo Saá Petrino e integrado por Fernando Julio de Viana y Gustavo Adolfo Miranda.

Fuente: San Luis 24