La carne tuvo otro aumento de alrededor del 10 por ciento

 La carne tuvo otro aumento de alrededor del 10 por ciento

Los comerciantes aseguran que cada vez que llega mercadería, viene con un precio nuevo.

El bolsillo de los puntanos no tiene paz: mayo sigue registrando aumentos y en esta ocasión se trata de la carne. En los primeros días del mes el incremento del 10% ya está reflejado en las carteleras. Representantes del sector aseguran que el incremento en el gancho fue de un 5%, pero por la ganancia que les corresponde termina siendo el doble.

“La carne ingresa tres veces por semana a la provincia, a través del principal proveedor, y en las tres ocasiones trajo un incremento de 5, 10 y hasta 15 pesos. Es una barbaridad para los comerciantes, que en definitiva tenemos que dibujar los precios cada dos o tres días”, dijo el representante de la Asociación Almacenera de San Luis, Ángel Soria.

Soria detalló que, con la última suba, en su comercio de la zona céntrica los costos de los cortes tradicionales quedaron de la siguiente manera: el kilo de blanda común pasó de $880 a $980; el asado surtido, de $690 a $790; la molida, de $490 a $590.

Los precios varían considerablemente en distintos puntos de la ciudad. Según los comerciantes, esto va definido por quién es el proveedor y los alquileres, impuestos y demás costos.

Marcelo Ortiz, propietario de un autoservicio en la tercera rotonda de la Vía del Peregrino, informó que la suba del 5% en el gancho termina representando un 10% en el valor final. “Cuando los incrementos son chicos intentamos no cambiar los precios, pero llega un momento que se hace insostenible cuando son de manera constante”, dijo Ortiz. Detalló que con este nuevo incremento, en su comercio el kilo de blanda común oscila cerca de los $630, el asado especial, $730 y la molida, $450. 

Manuel, dueño de un frigorífico  ubicado en la Primera Rotonda, coincidió en el aumento del 10% final en las carnes vacunas e informó que el kilo de blanda común esta semana pasó de $650 a $699, el asado surtido de $450 a $499 y la molida se fue a $399. Además, agregó que el consumo disminuyó, pero la gente se la rebusca con alternativas en las comidas para que la carne siga presente a pesar del crítico momento económico.

El costo del pollo y el cerdo sufrió también un incremento, aunque menor al de la carne vacuna. Algunos vendedores aseguraron que fue del 3%, pero otros contaron que el valor se mantiene desde hace dos semanas.

El representante de la Asociación Almacenera aseguró que posiblemente la semana se reúnan con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, a quienes solicitarán que incluyan la carne en los Precios Cuidados, ya que los chicos y medianos comerciantes no han sido incluidos en el programa.

El incremento de la carne vacuna superó en más de 20 puntos porcentuales la suba del Índice de Precios al Consumidor. El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) informó que el precio registró un aumento el último mes del 3,4% en relación a marzo y del 65,3% en comparación con abril del año pasado.

El pollo aumentó en abril un 0,1% y la suba interanual fue del 44,2%. El cerdo registró un incremento del 5,2% mensual y el interanual fue de 44,2%.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *