13/04/2024 9:37 PM

La Defensoría del Pueblo ya recibió cerca de 500 reclamos

Problemas de facturación y obras sociales están entre las presentaciones más frecuentes.

El defensor del Pueblo, Enrique Ponce, compartió datos estadísticos y referenciales de la entidad que encabeza, que promueve el acceso a los derechos más fundamentales de todos los ciudadanos. Según manifestó, desde que se habilitó el sitio web (https://defensoria.sanluis.gov.ar/), hace un mes y medio, aumentaron las presentaciones. De forma diaria, ingresan entre 1 y 3 reclamos (a veces más) y hasta el momento acumulan casi 500.

“Tenemos una cantidad similar al volumen anual que tenía la Defensoría hace veinte años atrás. Pero no se trata del volumen en sí, sino que son cuestiones que tienen incidencia, que son representativas de los sectores. Cuando hay un reclamo de falta de acceso a un medicamento en una obra social, por ejemplo, ese planteo es de una persona, pero detrás hay muchas más”, subrayó el letrado en diálogo con El Diario de la República.

De acuerdo a lo que especificó, entre las actuaciones más reiteradas están las que tienen que ver con problemas de facturación de energía eléctrica (conforman más de un tercio de las presentaciones). También están las relacionadas con cuestiones de salud en obras sociales. Y en tercer lugar, el esquema de la seguridad, donde hay distintos episodios en los que la gente entiende que no hay un acompañamiento para un servicio eficaz. Estas tres líneas temáticas conforman prácticamente el 90% de los casos recibidos.

Múltiples aristas

Ponce aseguró que el equipo de trabajo ha tomado un esquema amplio, donde se comprometen en la asistencia frente a diferentes circunstancias. La oficina ha actuado en situaciones que llegan incluso hasta las adicciones.

“La estrategia no solo es de manera reactiva a partir de cada pedido, hacer informes, acompañar, derivar, reclamar, requerir, promover o interactuar con oficinas públicas y por qué no también privadas. Estamos trabajando con prevención y acceso al conocimiento de los derechos que tiene la gente para exigir cada vez que tienen un problema. Para eso, hemos hecho acuerdos con sectores públicos que nos dan información importante a tener en cuenta —como el Ministerio de Salud— donde tomamos conocimiento de cuestiones fundamentales, por ejemplo, si un papá tiene un hijo con problemas de drogas para saber qué hacer, cómo acompañar, derivar, asesorar”, indicó.

Según dijo, lo importante en la adicción es el esquema de prevención y lo que ocurre cuando se transita este difícil camino que resulta dejar la adicción en sí. Todo ello amerita estudios y aunque la oficina no tiene la especialidad, ni los profesionales suficientes ni idóneos desde el punto de vista de la medicina o del área que corresponda, sí cuentan con un grupo laboral que puede interactuar con las autoridades para acompañar este tipo de procesos.

Algo similar ocurre con la educación. Próximamente, Ponce se reunirá con la ministra de esta área, María Eugenia Cantaloube, a instancias de un programa que se está ejecutando, ligado a la mediación escolar. “Podemos aportar con capacitaciones, trabajando con cada uno de los sectores que son parte de estas mediaciones, además de los docentes o psicólogos que se desempeñan”, apuntó.

“El trabajo que desarrollamos es fundamental, especialmente para los que les gusta contribuir a los efectos de garantizar derechos, acompañar a sectores vulnerables, es algo que hace falta y hay que brindarlo. Tenemos un programa promoviendo el derecho a la ciudad, el mayor de los derechos de los vecinos, porque conlleva al cumplimiento de los demás Derechos Humanos. Damos talleres para que se organicen a través de asociaciones no gubernamentales, civiles y vecinales, para que puedan velar por los derechos”, concluyó.

El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR