18/06/2024 11:30 AM

La fuerte inflación evaporará el poder adquisitivo de estatales

Miles de puntanas y puntanos se verán afectados por el desdoblamiento salarial.

Hasta ahora, el nuevo Gobierno de Claudio Poggi no muestra un rumbo concreto. Lejos de la gestión y las acciones para encauzar el futuro y el presente de los ciudadanos, todo parece centrarse en acciones que dinamitan constantemente los derechos de los trabajadores. En medio de excusas infundadas y denuncias de película, el bolsillo de la gente duele.

Pero lo peor está por venir. El viernes se hará efectiva la primera parte de los salarios de los estatales y la totalidad de los haberes a los beneficiarios de Inclusión. El capricho está sellado y no hay marcha atrás; la directora de Hacienda, Teresa Capiello, afirmó que la decisión del desdoblamiento de sueldos de enero es irreversible. Con la inflación de este mes, que apunta al 30%, se calcula que la pérdida que se reflejará equivale a un sueldo neto.

No hacen falta grandes cálculos para entender el escenario. Las familias, en esta primera tanda de pagos, deberán analizar concienzudamente el destino del dinero. Varios pagarán alquileres (que no bajan de $90 mil para un grupo familiar tipo) y con lo poco que quede se hará lo imposible para estirar los gastos hasta el próximo depósito. No habrá Reyes Magos para muchos. Y las tarjetas de crédito se recrudecerán, porque para comer no pocos sacarán la mercadería en cuotas. Las deudas se ampliarán. Algo nunca visto en 40 años de democracia en San Luis.

La ecuación aún no termina. La evaporación del poder adquisitivo se reflejará en una fuerte suba del empobrecimiento. Para mediados de noviembre, cuando se anunció una actualización salarial del 9%, la pobreza había bajado 30 puntos en la provincia (producto de las disposiciones salariales). Incluso durante los anuncios se detalló que la inflación había sido de poco más del 8% en el orden nacional y en San Luis marcaba apenas encima del 7%, lo que permitía que el piso salarial estuviera por encima de la línea de la pobreza.

Los cálculos y estimaciones indican que el desdoblamiento de sueldos repercutirá en los índices de pobreza. La cifra podría llegar al 50%. Hay preocupación en distintos sectores gremiales.

Pero ahora, el panorama es totalmente desalentador. Expertos en estadísticas sociales aseguran que la tasa de pobreza podría saltar al orden del 42% en el país, mientras que no se descarta que a nivel local supere el 50%.

Al mismo tiempo, las billeteras se achicarán en mayor medida en los empleados municipales tras el quiebre del “Tratado de La Toma”. En esos casos, directamente los salarios caerán en la indigencia, por debajo de la canasta básica. Una verdadera tragedia, con responsables con nombres y apellidos.

Quién gana y quién pierde con el desdoblamiento

Es de manual. En medio del fuerte rechazo por el desdoblamiento de sueldos, el objetivo del gobierno provincial es tomar un empréstito de $150 mil millones (estimativamente, 6 meses de coparticipación). El destino de los fondos irá a los gastos corrientes.

En el mapa es penosamente fácil ubicar a los que pierden: los trabajadores. La gente de a pie es la más perjudicada en el contexto de motosierra. Las mesas se achicarán, los gustos desaparecerán. Será vivir el día a día.

Con eso, también habrá un impacto indefectiblemente en el comercio. En el diálogo con referentes de distintos rubros, es común escuchar que el cobro de los empleados estatales y los beneficiarios de planes sociales es lo que permite un equilibrio aun bajo la fuerte crisis nacional. Pero ahora, la historia será otra. La cuestión es un dominó, porque si al comercio le va mal, repercute en la economía. Y se hace un círculo deshonesto de quiebre.

Quienes ganan están más escondidos. Pero hurgando los pormenores se advierte que son quienes tienen el dinero, porque todo contribuirá a una bicicleta financiera con dividendos y plata en circulación que será de unos pocos. Quizá la clave esté en una simple pregunta: ¿qué entidad financiera dará el préstamo?

No hay que subestimar a los ciudadanos. La propia historia ha arrojado los terribles saldos y la pérdida de soberanía cuando se recurre a los préstamos, que siempre termina pagando el pueblo obrero; no diferirán los hechos a nivel provincial. La palabra timba es decrépita para algunos, pero queda muy bien en los apostadores de traje y corbata.

Plan de austeridad

El viernes, el Gobierno abonará la primera parte de los salarios de diciembre a los estatales, mientras que el segundo tramo se hará efectivo el 16 de enero.

En lo que refiere a los sueldos de enero, el cronograma de pago establece que el 31 de ese mes se dará la mitad y el resto se materializará el 16 de febrero.

Sin dudas, las Fiestas de fin de año fueron las más tristes de la historia reciente de la provincia y no quedará lejos el arranque del ciclo lectivo 2024. Justo cuando madres y padres traten de ahorrar y hacer compras de artículos escolares, el bolsillo no dará tregua

El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR