La Liga contra el Cáncer reabre sus consultorios ginecológicos

 La Liga contra el Cáncer reabre sus consultorios ginecológicos

Habían cerrado por la pandemia, pero decidieron atender para descomprimir a los hospitales públicos.

Las mujeres que no tienen una obra social y deben realizarse los estudios para prevenir y detectar el cáncer de cuello de útero recuperan una posibilidad. A partir de este jueves, la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec), que funciona en la esquina de avenida Mitre y Moreno en la zona Estación (Villa Mercedes), reabre las puertas de sus consultorios ginecológicos todos los jueves de 9 a 13. Realizan pruebas de papanicolau y colposcopias. Las pacientes deben abonar un monto mínimo para la cobertura de los materiales descartables que se utilizan, y para el pago de las dos profesionales que trabajan con la institución.

“Por ser el primer día trabajaremos por orden de llegada. Les pedimos a todas las pacientes que respeten los protocolos y si no llegan a atenderlas en el transcurso de la mañana, las secretarias les darán un turno para el próximo jueves”, explicó Dora Ferrayoli, presidenta de la organización.

Las consultas estarán a cargo de la médica ginecóloga María Matoso, mientras que los estudios serán realizados por la licenciada Laura Nigra. “Antes de que cerráramos por la pandemia, cuando decidimos adherirnos a las medidas sugeridas por el Comité de Crisis, la profesional en citología atendía diez turnos por jornada. Ahora serán dieciocho”, contó.

Las pacientes solo deben abonar 800 pesos para cubrir los gastos de materiales descartables.

La determinación de volver a atender al público se basó en que varias personas comentaron que en los hospitales públicos, como están abocados al coronavirus, otorgan citas a largo plazo. “Nos parece bien que la prioridad sea la pandemia, pero como estos chequeos son la única forma de poder detectar un cáncer de cuello de útero, y no pueden postergarse, quisimos descomprimir esos lugares y volver a trabajar. Hay gente que ya estaba en tratamiento con nosotras y que en un nosocomio le daban turno para dentro de cuatro meses, por ejemplo”, afirmó Ferrayoli.

Además, la mujer aseguró que realizar las consultas, papanicolau y colposcopias, de manera particular cuesta más de 2 mil pesos. “Como somos una fundación que trabaja para la comunidad, solamente cobramos 800 pesos para solventar los gastos de las profesionales, los materiales de higiene para el edificio y los servicios de nuestras instalaciones”, puntualizó.

Todos los años Lalcec realizaba actividades para recaudar fondos como ferias de ropa, rifas, bingos, entre otras, pero debido al estatus sanitario de Villa Mercedes no pueden organizarlas. “Tenemos los gastos permanentemente, pero no los ingresos, ya estamos tocando fondo”, dijo.

La asociación se fundó para detectar y prevenir el cáncer de mama, luego fueron extendiéndose y pudieron realizar todos los controles femeninos. “Ahora tenemos el mamógrafo roto, la verdad que por el costo del arreglo descartamos la posibilidad de repararlo, nos es imposible. Necesitaríamos uno nuevo y con más tecnología”, expresó. También adelantó que el próximo objetivo es atender, en un futuro, las patologías masculinas.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *