21/05/2024 9:58 PM

La Pedrera cerró sus puertas por dos días por los destrozos

Debido a las roturas ocasionadas por la feroz tormenta del sábado en Villa Mercedes, las autoridades de La Pedrera decidieron cerrar sus puertas durante este lunes y martes. Los fuertes vientos provocaron varios destrozos que aún contabilizan. Durante estos días, las alumnas y los alumnos de las escuelas generativas que funcionan en el parque tendrán clases de manera virtual.

“Como todo este sector de la ciudad, sufrimos bastante el temporal. La verdad que nos ha ocasionado bastantes daños, que estamos evaluando todavía. Si bien el domingo tratamos de solucionar lo primordial, hay cosas que recién podemos ver ahora”, mencionó Sergio Dacuña, el director del parque.

Las fuertes ráfagas de viento lograron derribar unos trescientos metros de los pesados muros, que están hechos de concreto, una armazón metálica y policarbonato, que dividen y trazan el recorrido de la pista del autódromo. Como en otros barrios de la zona sur, son varios árboles caídos los que encontraron en el recorrido. La gran fuerza también logró derrumbar uno de los gigantes portones de varias toneladas que se encuentran en el ingreso, en la parte previa al bulevar de las palmeras, mientras que el otro quedó en muy mal estado.

“Estamos con tareas de relevamiento, en un primer momento hicimos lo más importante, que fue asegurarnos de que no entrara nadie porque había muchos cables sueltos de la parte eléctrica y, a su vez, quisimos cuidarnos de no tener robos también”, dijo Dacuña.

El director contó que, por el momento, las tareas internas las están efectuando con personal propio y que se encuentran trabajando en conjunto con un equipo del Municipio en el exterior. “Estamos viendo y analizando porque hay un sector de desagües que pasa por La Pedrera y parece estar comprometido. Entró mucha agua del lado del túnel, socavó y cedió un poco la estructura. Se llenaron de tierra y basura, estamos tratando de dejarlo bien, por las dudas de que se largue de nuevo”, explicó.

El techo de chapa del escenario del anfiteatro tampoco pudo soportar el viento, que lo desprendió y voló completamente, aunque no afectó la parte de los camarines, ya que son de cemento. En el exterior también encontraron una gran cantidad de plantas y de árboles quebrados o arrancados desde la raíz.

“Nosotros lo primero que queremos es que todo se ponga en funcionamiento de nuevo. Lamentablemente estamos bastante dañados, la idea es seguir trabajando, hay muchas cosas por hacer, pero antes de abrir queremos asegurarnos de que no haya ningún riesgo de accidente o peligro por las chapas y varias cosas que hay tiradas”, aseguró Dacuña y envió un mensaje a la comunidad villamercedina: “Estamos junto a todas las vecinas y los vecinos que lamentablemente tuvieron problemas en la tormenta”.

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR