Las colonias de vacaciones implementan protocolos y distanciamiento para evitar contagios

 Las colonias de vacaciones implementan protocolos y distanciamiento para evitar contagios

Las actividades acuáticas son de las más elegidas por los niños y las niñas, pero ahora deben respetar la distancia dentro de la pileta.

En unas vacaciones marcadas por el coronavirus y en medio de la pandemia, las colonias de vacaciones arrancaron un poco tarde y volvieron a la “normalidad”, adaptándose a varias medidas que el Comité de Crisis les exige por recibir niños y niñas de entre 4 y 13 años y evitar contagios.

En comparación con el año pasado, uno de los puntos que deben cumplir los clubes o polideportivos esta temporada es recibir solamente el 60% de chicos que podrían recibir. La mayoría lo está cumpliendo.

Por eso se redujo la cantidad de niños y se dividen en tres grupos y por edad, que se designan en dos turnos, por la mañana y por la tarde: “Están divididos en tres grupos de entre 6 y 8 años de edad, otro de 9 a 10 y el último, de 11 a 12. Tenemos tres profesores en total, uno encargado de cada grupo”, contó el director de Deportes de la Municipalidad, Aldo Ledesma.

Además, las colonias comenzaron a trabajar con un sistema llamado “burbuja”, que consiste en dividir a los chicos y chicas en grupos reducidos  y que cada uno tenga un profesor a cargo. Esto facilita actuar rápidamente por si surge algún contagio por coronavirus.

Los profesores que están a cargo de los chicos deben hisoparse cada 15 días, no pueden tocar a los alumnos, deben respetar el distanciamiento y usar barbijo.

Las medidas a la hora de dejar un niño o una niña en la colonia comienzan desde que la familia cruza la puerta del club o polideportivo.

En algunos lugares, los padres deben firmar una declaración jurada de no haber tenido contacto estrecho con un contagiado: “Lo que hacemos, además de tomar temperatura, hacer trazabilidad y sanitizar, es que cada padre firme una declaración jurada en la que conste que no tuvo contacto estrecho con algún contagiado o que no tiene ningún familiar enfermo”, explicó el gerente de un club de San Luis, Juan Albornoz.

Deben ingresar con barbijo y solo quitárselo cuando comienzan las actividades. Los padres dejan a sus hijos en la puerta y vuelven al horario de salida, no pueden esperar dentro de las instalaciones.

Las prevenciones que hay dentro de la pileta para respetar el distanciamiento social no son un tema menor. Cada colonia tiene una medida diferente, según explicó el dueño de un club deportivo, Gustavo Tiviroli: “El uso de la pileta es rotativo. Es decir, cuando un grupo está en clases de natación, otro grupo hace deportes. No están todos juntos, van rotando para respetar el distanciamiento”.

En otros lugares, para que los chicos mantengan la distancia dentro de la pileta hay andariveles a lo largo y a lo ancho.

Controlan el cloro dentro de las piletas una vez al día como mínimo, ya que asisten niños de lunes a viernes y ese químico es fundamental para que el agua se mantenga higienizada. Además, sanitizan barandas y hacen una limpieza general en las instalaciones luego de que finaliza cada turno.

Fuente: Diario La República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *