Los “turistas 2020” llegan desde más cerca y alquilan menos días

 Los “turistas 2020” llegan desde más cerca y alquilan menos días

Para los cabañeros era habitual a esta altura del verano tener todo reservado. Eso no sucede esta temporada.

Llegaron las vacaciones y los turistas empiezan a transitar las rutas, camino a los destinos elegidos. La consulta que planteó El Diario es conocer qué grado de planificación tienen las familias para esta temporada 2019-2020 en cuanto a los alojamientos y conocer cómo vienen las reservas. Algunas de las conclusiones luego de hablar con los cabañeros de Merlo, San Francisco y Potrero fue que la gente se queda en promedio una semana, y en general llegan desde lugares cercanos.

Al parecer el movimiento comercial entre los cabañeros viene bien, una tendencia que probablemente sea por la imposibilidad de viajar al exterior, ya sea por la escasez de dólares o por el impuesto del 30 por ciento, que de alguna manera beneficiará a los trabajadores del turismo local. A pesar de eso, los cabañeros puntanos coinciden en que a esta altura del verano ya estaban las reservas hechas y por lo general las plazas completas, situación que no se da en esta temporada.

Jorge Balladore, dueño de la Cabaña Terrasole en Potrero de los Funes, explicó que hasta dentro de 10 días tiene todo completo, pero que para el resto de la temporada se vislumbra un panorama incierto en cuanto a la ocupación. “Este año se puede ver claro que la gente busca precios y no servicios”, relató. Por su parte, Marcelo Buratti, de Potrero, contó que se hacen reservas y que también llega gente directamente a las cabañas para instalarse unos días. “La diferencia con el año pasado es que esa misma gente que venía sin reserva no encontraba lugar. Hoy hay disponibilidad”, explicó, al tiempo que agregaron que el público de esta temporada viene desde Mendoza y San Juan, con menos gente de Buenos Aires en relación a otros años. 

La realidad en otras zonas de la provincia no se modifica demasiado, y en San Francisco del Monte de Oro también los turistas hacen sus pedidos para alojarse entre 4 y 6 días. El dueño de las Cabañas Las Acacias, Héctor Sosa, explicó que lo que se perfila es el turismo local. “En esta temporada solo recibiré gente de la ciudad de San Luis. Hubo años en que se hospedaron porteños, pero al parecer este año no hay plata”, destacó.  

En Merlo, los turistas llegan para quedarse entre 5 y 10 días, con algunos casos excepcionales en los que eligen completar la quincena. El encargado de Cabañas Inca Viracocha, Fernando Gómez, aseguró que en otros años no era posible alquilar a esta altura, ya que la temporada de alojamientos se cerraba varios meses antes. “Hoy puedo decir que aún me queda un 20 por ciento a definir. Seguramente cubriremos esos huecos con la gente que llegue sin reserva”. Además, agregó que el público que reciben es de Buenos Aires, pero que este año bajó y se sumaron personas de la región de Cuyo y cordobeses, con algunos menos visitantes de La Pampa.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas