El tiempo - Tutiempo.net

LIMA.- El expresidente de Perú Alan García fue internado tras dispararse en la cabeza en medio del operativo policial que había llegado a su casa para detenerlo por su presunta participación en la trama de corrupción del caso Odebrecht.

La noticia fue confirmada por el diario El Comercio, que indicó que el exmandatario “fue trasladado desde su casa en Miraflores hasta al hospital de emergencias Casimiro Ulloa minutos después de que llegaran agentes de la policía para proceder con su detención preliminar”.

Minutos antes, el periódico había confirmado la orden de la Justicia de arrestarlo por un plazo de 10 días por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del caso Odebrecht, el escándalo de corrupción desatada en Brasil pero que afecta a varios países de la región.

Las primeras versiones indican que los agentes llegaron temprano en la mañana, pasadas las 6, al domicilio del político y que una vez allí escucharon un disparo a lo lejos, que venía de la habitación del exmandatario. Entonces, forzaron la puerta para entrar y lo encontraron.

Por su parte, Genaro Vélez, abogado de García, indicó que su cliente se encuentra internado por una lesión pero no quiso dar más detalles de lo ocurrido. De acuerdo con el diario, el expresidente está siendo sometido a una intervención quirúrgica.

PPK, con presión alta

Anoche, el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski fue trasladado a una clínica privada desde la celda donde cumple 10 días de arresto debido a un cuadro de presión arterial alta. Kuczynski, de 80 años, salió de una base policial en el centro de Lima, donde está detenido desde el viernes también por el caso Odebrecht, y fue llevado a la clínica Angloamericana en el distrito de San Isidro. Durante la jornada estaba programada una audiencia judicial para decidir si se aumentaba o no su detención a 36 meses mientras es investigado.

“Ha sido trasladado por personal policial porque ha sufrido una suerte de descompensación, una alteración cardiaca, un cuadro de presión arterial bastante elevada y a efectos de poder ser monitoreado”, dijo a la radio peruana RPP Gilbert Violeta, un parlamentario cercano a Kuczynski.

El exmandatario afronta una investigación por presunto lavado de activos y por su supuesta injerencia en la adjudicación de obras millonarias a la constructora brasileña Odebrecht. El lunes durante una audiencia en la cual los jueces le negaron un pedido de libertad, Kuczynski dijo que tenía una válvula artificial en el corazón que debía revisar cada cierto tiempo.

La fiscalía afirma que Kuczynski realizó supuestos “actos de blanqueo de capital” mientras era ministro de Economía y primer ministro durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006). Los presuntos delitos están relacionados con la construcción de una carretera que conecta Brasil con Perú y una obra para irrigar zonas desérticas en el norte del país.

Todos los presidentes que han gobernado Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. El caso golpeó a la élite política de Perú, al igual que a la de otros países de la región, luego de que en 2016 la compañía constructora admitiera que pagó sobornos para obtener jugosos contratos en casi toda América Latina.

Fuente: La Nacion