13/06/2024 2:17 AM

Piden colaboración para tratar a una niña con un tumor cerebral sin cura

Amparo Zalazar tiene una posibilidad de atenderse en México para hacer un tratamiento de radiofrecuencia.

La familia de Amparo Zalazar necesita la colaboración de la comunidad para acceder a ensayos y tratamientos fuera de la  Argentina. La niña de ocho años lucha contra un tumor cerebral sin cura.

“En mayo, ella empezó con que se sentía mal y lloraba, pero nosotros pensábamos que era porque había fallecido nuestra mascota de trece años. A la semana siguiente siguió con el llanto, con que ciertas cosas le costaban; a nosotros nos parecía que era mucho estrés”, recordó Leticia Gatti, la mamá de la pequeña, y agregó: “El 3 de junio la llevé a la plaza y vi como que ella sacaba su piernita para poder correr. A la tarde de ese mismo día fuimos al centro y notamos que ya se le había caído el hombro y se movía con más dificultad. Al otro día, vimos que ya no podía mover la manito, empezó a ‘colgarse’ y estar rara”.

La mujer comentó que inmediatamente decidieron llevarla con su esposo, Tomás, a la Clínica “Reina Fabiola” de la ciudad de Córdoba y que el martes 6 de junio, a través de una resonancia, le diagnosticaron que tiene DIPG. “Es un tumor del tronco cerebral que no tiene tratamiento y no se puede operar porque está sobre su centro respiratorio y cardíaco, eso es lo más complicado. Amparo tiene una expectativa de dieciocho meses, la medicina nos dice que tenemos como opciones paliativos o tratar de darle una mejor calidad de vida”, mencionó.

Desde julio hasta el 17 de agosto estuvo en el Garrahan, donde le hicieron radioterapia.

Por una investigación que hizo su familia, encontraron que existe la posibilidad de llevarla a México, para un tratamiento con radiofrecuencia sin contraindicaciones y que, pese a encontrarse en estado de ensayo, ha reportado buenos resultados en niños con la misma patología, a los cuales les ha dado tiempo de vida, que según su propia madre, es a lo que se aferran con la esperanza de que aparezca alguna cura, algo que se investiga en diferentes partes del mundo, como Barcelona.

“Estamos tratando de tramitar un medicamento que se da en Alemania, que también está en ensayo y sabemos que hace lo mismo: alargar el tiempo de vida. La consulta vale 900 euros y cada pastilla cuesta unos 294 euros, podría necesitar entre dos y tres por semana. Llegó a un punto en que se nos está haciendo complicado sostenerlo, todo lo que es de afuera se maneja en dólares. Sumado a la situación económica, lo que hoy es un presupuesto mañana es otro, por eso estamos tratando de que sea rápido para no estar un paso atrás”, comentó Leticia.

Aquellos que deseen colaborar pueden hacerlo a través del alias de Mercado Pago “todosporamparo”, cuenta de su madre Leticia Inés Gatti, cuyo CUIL es 27-27541761-6.

 El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR