21/05/2024 10:22 PM

Poggi sufrió una durísima derrota y no metió a ningún candidato

Juntos por el Cambio quedó en tercer lugar en la provincia.

Pocos militantes, música casi imperceptible. Un escenario montado que se vio desértico por algunos minutos. Así fue el panorama anoche en la Casa Radical, tras las elecciones generales. Y es que los candidatos de Juntos por el Cambio quedaron en un cómodo tercer lugar en la provincia, lo que derivó en una durísima derrota: no lograron ninguna banca en el Congreso y perdió dos de las que tenía. A ello se sumó la pena nacional, con Patricia Bullrich fuera del balotaje. No había nada para festejar.

Cuando el líder del espacio, Claudio Poggi, llegó al bunker, en un tono de voz que arrojó desgano, los referentes pidieron hacer declaraciones fuera del espacio previsto para la conferencia. Fue todo un símbolo. Parecía que buscaban terminar rápido el trámite de dar la cara frente a los resultados. Por pedido de la prensa, que deseaba más comodidad para grabar, cambiaron de opinión.

De acuerdo a los datos del escrutinio provisorio nacional (con el 98,85% de las mesas escrutadas), en Senadores el frente consiguió apenas el 23,12% (69.282 votos). De esta manera, la lista que llevaba a Gabriela González Riollo y Federico Trombotto se quedó sin lugar en la Legislatura nacional.

A su vez, en Diputados llegaron al 23,54% (70.721 votos), dejando sin chances a Alejandro Cacace y Luz Echenique. Mientras que en la categoría Parlasur regional obtuvieron el 23,62% (70.274 votos), con lo cual Juan Manuel Rigau perdió toda posibilidad.

Si se compara con los resultados de las PASO, se advierte que la campaña conquistó poco y nada. Sucede que en la categoría para Senadores (con la suma de los espacios del larretismo y de Bullrich) habían logrado el 23,67% (65.565 votos), en Diputados pasó lo propio con el 23,86% (66.142 votos) y para el Parlasur regional fue el 23,68% (65.561 votos); todo con el segundo lugar en el podio. Las ilusiones se esfumaron.

“Quiero felicitar a los legisladores nacionales que hoy fueron electos en representación de la provincia de San Luis (…); me pongo a disposición para trabajar por la Argentina y por San Luis. Quiero felicitar a este hermoso grupo de trabajo”, manifestó Poggi con notable decepción en su rostro. “Hoy en la provincia hay una voluntad mayoritaria de casi el 70% que manifestó voluntad de cambio. La Libertad Avanza, en este caso”, agregó a modo de consuelo.

La alocución de González Riollo fue exprés. Solo agradeció a la gente, a los fiscales, y a los vecinos que les abrieron las puertas y escucharon sus propuestas durante la campaña. “Estos son los resultados, es la democracia, lo aceptamos como es”, señaló.

Lejos del conformismo, Cacace remarcó que los objetivos que se habían planteado no se consiguieron. Al mismo tiempo, recordó que trabajaron con mucha fuerza para que Bullrich alcanzara el balotaje, pero la misión fue inviable.

Rigau, por su parte, agradeció a todos por la presencia y subrayó que lo que aconteció anoche demostró adultez y madurez del frente, que ante toda circunstancia “se mantiene unido, firme, con proyección de futuro”. Y también referenció que hay un equipo que tiene un desafío en distintos niveles en pos del cambio.

Pero en los hechos, más allá de las frases de ocasión, la tristeza se respiraba en el ambiente. Muy lejos estaba la euforia del frente del pasado 11 de junio.

Y aunque algunos intentaban sostener la sonrisa, los gestos y la comunicación no verbal exacerbaban el lamento. Incluso Poggi, mientras sus pares hablaban, miraba puntos fijos, con sus brazos cruzados y mordiendo constantemente sus labios. De ahora en más, definirán a quién acompañarán en el balotaje para la elección presidencial.

El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR