13/06/2024 5:02 AM

Pubertad precoz: aumentaron los casos y diagnósticos

La semana pasada, la Cámara de Senadores de la Nación convirtió en ley la creación del Programa Pubertad Precoz (PPP), que propone, entre otras cuestiones, avanzar en el acceso gratuito del diagnóstico, la asistencia y la provisión de la medicación y generar también protocolos de actuación. Esta noticia fue celebrada por la red de familias de niños y niñas que tienen esta condición. Según señaló Natalia Tkalenko, jefa del servicio de Endocrinología Infantil y EPF dependiente del Subprograma Maternidad e Infancia, el número de casos y diagnósticos aumentó considerablemente en los últimos tiempos.

“Este aumento también es multifactorial e influyen los disruptores endócrinos (químicos que simulan la acción hormonal presentes en distintos compuestos), los cambios genéticos, el sobrepeso y la exposición a pantallas, entre otras cosas”, aseguró la profesional.

Tkalenko explicó que la pubertad precoz es la presencia de cambios físicos característicos de  este período (aparición del botón mamario en niñas, aumento del volumen testicular en niños, aparición de vello púbico, entre otros) antes de los 8 años en niñas y antes de los 9 años en los varones. “La causa que genera esta afección es multifactorial. En pocos casos puede deberse a una patología. En la mayoría está relacionado a la genética, al ambiente o al estilo de vida”, dijo.

Susana Torres es madre de un niño al que le diagnosticaron pubertad precoz (PP) a los 8 años. Explica que a raíz de su intuición como mamá, y al estar atenta a comportamientos poco usuales para un niño de esa edad, logró que los profesionales pudieran detectar la condición. “Veía que mi nene tenía sudoraciones y calores, muy similares a los de una mujer con menopausia. Consultaba con los pediatras y me decían que podían ser ataques de pánico residuales a la pospandemia. Yo no me quedé con eso. Observo mucho a mi hijo y lo llevé al Hospital Pediátrico y ahí es cuando determinaron el diagnóstico con la endocrinóloga”, dijo.

Actualmente, su hijo tiene 11 años, pero pasó por varias etapas para llegar al diagnóstico y comenzar con el tratamiento. “Le hicieron una resonancia, porque una de las causas podía ser que tuviera un tumor en la silla turca(en la base del cráneo), por suerte no lo tuvo, entonces se le diagnosticó pubertad precoz. Él perdió talla. Es un nene que debería medir 1,80 pero me dicen que no va a llegar a medir eso. Estamos esperando que llegue al 1,60”, señaló.

Torres pudo controlar a tiempo el caso de su hijo. Pero cada diez semanas se le deben practicar controles en el hígado, dopajes hormonales, placas en las manos, controles nutricionales y le colocan una inyección para disminuir la cantidad de ciertas hormonas en el cuerpo.

La causa es multifactorial. En  pocos casos puede deberse a una patología. En la mayoría se relaciona con la genética, ambiente y estilo de vida. Natalia Tkalenko

Por otro lado, celebró la sanción de la ley para que todas las familias puedan acceder a los medicamentos y para que se visibilice la problemática. “Cuando accedí al diagnóstico, pude conseguir la droga a los dos meses. Ahora él se pone el inhibidor cada diez semanas, le hacen extracciones de sangre seguidas para saber si las hormonas se disparan o están controladas. Hace poco se le volvió a disparar el crecimiento óseo, y la endocrinóloga me dijo que agradeciera, porque la mayoría de los varones suelen tener un tumor  de hipófisis”, remarcó.

La condición que debe atravesar cada nena o nene que padece pubertad precoz es medicarse cada diez semanas y realizarse estudios constantemente. Entre los problemas físicos que sufren, Torres contó que en el caso de su hijo y en el de los varones está la manifestación de una talla muy pequeña. Por eso remarcó la importancia de la detección temprana de la enfermedad.

Es muy difícil acceder a la medicación si no tenés obra social. La mayoría de las prepagas no cubren al 100 por ciento. Susana Torres.

“Ellos pierden talla por esto. Para que te des una idea tiene una edad ósea de 6 años y medio y tiene 11 años. Los cartílagos se están cerrando. Es importante que no pasen los años, que lo detecten a tiempo”, graficó.

Por último, remarcó que el Programa Pubertad Precoz ayudará a visibilizar todos estos casos para que todos los actores de salud puedan brindar un apoyo a las familias y asistir a los niños. “Además, es muy difícil acceder a la medicación si no tenés obra social. Yo pude acceder a la droga por medio de la mía, pero la mayoría de las prepagas no cubren al 100% y las madres nos ayudamos entre nosotras para presentar los recursos de amparo”, dijo. También aseguró que la medicación de manera particular puede llegar a costar más de $500.000.

• INFORME MUNDIAL

► ¿Por qué se adelanta cada vez más?

María Jesús Ceñal, secretaria de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA), asegura que la pubertad lleva siglos adelantándose. Sin embargo, reconoce que en los últimos quince años se produjo una aceleración notoria. Manuela Buño, del Hospital de La Coruña (España), y Jorge Muñoz, director del área de Pediatría, coinciden en que esta etapa de la vida aparece a más temprana edad.

Los especialistas sitúan actualmente ese adelanto entre un año y medio y dos. La llegada de la primera menstruación en las niñas es una muestra clara de esta realidad, que se está produciendo prácticamente dos años antes. “Hace algo más de una década, la media de edad estaba en torno a los 14 años y ahora ha bajado a 12 años”, aseguró Muñoz.

Existen varias hipótesis para explicar este proceso. El sobrepeso y la obesidad son los factores que más podrían incidir. “Está estudiado que existe una interacción importante entre la nutrición y la pubertad. El aumento de la grasa corporal de la población infantil se relaciona con la pubertad adelantada”, aseveró Buño.

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR