Restricciones y claves para operar con el nuevo cepo en el país y en el exterior

 Restricciones y claves para operar con el nuevo cepo en el país y en el exterior

Tras la mala jornada del viernes último, el dólar bajó ayer $ 1,55 y las reservas sólo US$ 100 millones. Sandleris admitió que los controles “no son gratuitos para la economía”.

Los gastos con tarjeta fuera del país no tendrán límite. Tampoco las compras online. No se podrá pagar con tarjeta de débito en el exterior ni extraer dinero de cajas de ahorro en pesos afuera del país. Pueden retirarse libremente los dólares que los ahorristas tengan en los bancos.

En el primer día del control cambiario que limitó las compras mensuales a 200 dólares, y la primera jornada con Alberto Fernández electo presidente de la Nación, el dólar arrancó para abajo ante la falta de demanda y volumen de operaciones. El dólar promedio minorista -según el relevamiento del Banco Central- bajó $ 1,55 y cerró en $ 63,45.

La expectativa estuvo puesta sobre los tipos de cambio alternativos: el dólar Bolsa, el contado con liqui y el blue. Con menos opciones para refugiarse en la divisa, se espera que la presión sobre el resto de los tipos de cambio aumente. De ese modo, el dólar en el mercado paralelo cerró a $ 74. Los dólares alternativos que se adquieren en la Bolsa mediante compra y venta de bonos quedaron en $ 77,04 (dólar Bolsa) y $ 81,53 (dólar contado con liqui). El dólar mayorista, por su parte, bajó a $ 59,60 luego de que el viernes cerrara a $ 60. De ese modo las brechas con los tipos de cambio blue, MEP y contado con liqui están en 16,6%, 37% y 29,5% respectivamente.

Las reservas se mantuvieron casi estables, cerraron en US$ 43.402 millones, apenas US$ 100 millones por debajo del nivel del viernes cuando habían US$ 1.775 millones en la previa a las elecciones y el anuncio de un aumento en los controles de cambio como finalmente sucedió.

Ayer, a primera hora y antes del encuentro entre Mauricio Macri y Alberto Fernández, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, brindó una conferencia de prensa en la que brindó detalles de las restricciones para no comprar más de US$ 200 por mes por persona con motivo de atesoramiento (ver más en página 15). “Estas medidas van a reducir la demanda de dólares para atesoramiento”, indicó y reforzó que los controles “no son gratuitos para la economía. Por eso hay que hacer un uso acotado y con cautela”.

Sandleris justificó la medida al decir que en un contexto de “alta incertidumbre económica” son necesarias “para proteger las reservas internacionales y permitir al nuevo gobierno contar con más grados de libertad para la implementación de sus políticas económicas”.

La bolsa había arrancado en alza, pero en una rueda extremadamente volátil la caía 3,5% a las 15 horas. Los papeles del sector financiero perdían hasta el 10% (Grupo Galicia) en el panel de Wall Street. Finalmente el Merval cayó 3,9%.

Los bonos también mostraron un mal desempeño, el riesgo país trepó a 2.174 puntos. Uno de los pocos papeles que subió su cotización fue el bonar 24 que se utiliza para obtener dólares por fuera de los controles cambiarios. Los papeles de la deuda han sufrido en el último tiempo mientras los bonistas locales y extranjeros están esperando un llamado formal de los equipos económicos de Alberto Fernández para sentarse a renegociar una reestructuración del pago de los capitales y sus intereses.

Ayer el Banco Central compró US$ 60 millones. Y espera para la primera semana de noviembre pagar vencimientos de deuda (un cupón del Bonar 24) por US$ 230 millones.

En la conferencia de prensa, Sandleris dejó claro que la prioridad para el Central de cara a las próximas semanas, además de proteger las reservas, es estabilizar el dólar. Y todo indica que ese objetivo estará por encima del control de la inflación y del estímulo a la actividad, al menos en lo que resta de la gestión Cambiemos.

Ante las consultas de la prensa, Sandleris descartó que se sumen más restricciones antes del cambio de gobierno. El titular del Banco Central reveló que desde las elecciones primarias del 11 de agosto se perdieron cerca de US$ 22.000 millones de reservas. Actualmente las reservas llegan a US$ 43.500 millones. “Unos US$ 12.000 millones fueron antes de los controles de inicio de septiembre. Aproximadamente un tercio tiene que ver con la caída de los depósitos en dólares. Otro tercio, con pago de deudas. El resto tiene que ver con intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario”, detalló. 

0 Reviews

Más notas