18/06/2024 11:24 AM

Se metió en la casa de su ex, la esperó y la golpeó; quedó preso

El hombre tenía una orden de restricción de acercamiento desde el 11 de septiembre. El juez le dictó prisión preventiva por “lesiones leves y violación de domicilio”.

Mientras permanezca encerrado, Ignacio Nahuel Gelabert tendrá tiempo de reflexionar por qué se metió a la casa de su expareja cuando ella no estaba, esperó a que llegue y la golpeó. El hombre de 27 años fue enviado a la Penitenciaría: el juez de Garantías 3, Marcos Flores Leyes, le dictó la prisión preventiva. Allí permanecerá 90 días, tiempo que solicitó la fiscal de Instrucción 4, María del Valle Durán, para investigar.

Gelabert fue detenido por efectivos de la Seccional 47ª de El Volcán el 1º de octubre, y el martes 3 el juez resolvió procesarlo con prisión preventiva. La fiscal le formuló cargos por “Averiguación lesiones, desobediencia a la autoridad y violación de domicilio”.

En su teoría del caso, Durán mencionó que el imputado llegó al departamento que la víctima alquila, ubicado en León Lucero al 90 de El Volcán, y se coló en su interior mientras ella no estaba. Allí esperó hasta que la mujer regresara.

Un testigo vio a Gelabert ingresando por la fuerza a la mujer al domicilio mientras le tapaba la boca.

Cuando la denunciante, identificada como Y.V., llegó, el imputado le quitó los celulares y comenzaron a discutir, ya que él se negaba a irse. Gelabert tomó del brazo izquierdo a la denunciante y la llevó al dormitorio, reprochándole el no querer volver con él.

La acusación fiscal indica que el imputado comenzó a ahorcar a la denunciante, diciéndole que “si no estaba con él, no iba a estar con nadie”. Continuó agrediéndola físicamente, agarrándola del cuello y subiéndose encima de ella. La mujer logró escapar, pero Gelabert la persiguió y le dio un puñetazo en la cara; luego le tapó la boca y la arrastró nuevamente al departamento. Un testigo observó al acusado dirigiendo a la fuerza a la mujer al interior de la casa mientras le tapaba la boca, y llamó al 911.

Pese a todo, el hombre obligó a Y.V. a quitarse el pantalón, y le dijo que se fuera a bañar porque esa noche se irían juntos a Buenos Aires. Cuando la Policía llegó, lograron demorar a Gelabert y se anoticiaron de que pesaba sobre él una orden de impedimento de contacto por seis meses desde el 11 de septiembre.

La defensa del imputado, llevada por el defensor oficial 1 Guillermo Salazar, apeló la medida del juez, pero de todos modos el imputado fue trasladado el mismo martes al Servicio Penitenciario Provincial, en donde permanecerá mientras la fiscal investiga en búsqueda de pruebas para poder elevar la causa a juicio.

 El Diario de la República

SEGUI ESCUCHANDO: FMLAFINUR