Se prendió fuego una vivienda en Quines, y una familia perdió todo

 Se prendió fuego una vivienda en Quines, y una familia perdió todo

Diego Morales vivía junto a su esposa y sus cuatro hijos. Este sábado alrededor de las 22:30 habían ido a celebrar los 15 de la mayor cuando le avisaron que su casa se quemaba.

“Cuando llegué a mi casa vi que los vecinos intentaban apagar las llamas, no pudieron apagarlas, pero salvaron a mi perra”, expresó agradecido y con la voz quebrada Diego Morales, el inquilino de una vivienda, ubicada en el Pasaje 1, entre la avenida Córdoba y la calle 24 de febrero, que se quemó totalmente en Quines, este sábado a la noche, cuando junto a su familia, conformada por su esposa y sus cuatro hijos, estaban en la fiesta de 15 de la mayor.

Morales, tiene 37 años y trabaja como técnico de la empresa Directv, contó que mientras esperaba que su hija llegara al salón en el que iban a festejarle el cumpleaños a su hija, le avisaron que su vivienda se había prendido fuego. “Cuando me dieron la mala noticia salí disparando para mi casa. A los pocos minutos llegaron los bomberos y la policía. No tengo idea qué pudo haber provocado las llamas. Me parece raro, no tengo, ni quiero problemas con nadie, pero es muy raro”, dijo y explicó: “Entre mi habitación y la de los chicos hay un pasillo de 6 metros, por eso no entiendo cómo llegó a quemarse todo. En el medio hay una cocina y está el baño, donde también se derritió todo”.

Con más dudas que certezas Morales no dudó en hacer la denuncia. Otra de sus propias hipótesis indica que pudo haber sido un problema eléctrico. Lo único cierto es que ya no tiene muebles, ni ropa, ni electrodomésticos. Nada.

“Lo único que sí tengo es grandes amigos. Porque todos se acercaron para traerme cosas. Un amigo me prestó un departamento para pasar la noche con mi señora y mis hijos. No paran de ayudarme. Me donaron arena y pintura, porque estoy haciendo una casa y con esto tengo que apurar la construcción”, contó emocionado.

Sus otros tres hijos tienen 13, 11 y 4 años. Todos se habían alistado en la vivienda para salir a festejar el cumpleaños de 15 de la mayor. “Permanecí ahí un rato. Pero me di cuenta de que ya estaba todo quemado y perdido. La cumpleañera me estaba esperando sin saber nada. Así que fui para estar con mi familia y los amigos”, especificó y siguió: “Estaban todos esperándome y ella tenía una gran ilusión así que no me pude quedar amargado. Así que tomé la decisión de ir a pasarla bien. No fue como tendría que haber sido, pero tratamos de pasarla bien por ella. Cuando les contamos todos lloraban”.

Ahora tendrán que empezar de nuevo. “No hay mal que por bien no venga. Dios dirá”, expresó Morales resignado, porque necesita de todo, pero no deja de agradecer. “¿Qué más puedo pedir? Mis hijos y mi señora están bien, no me preocupa nada más. Lo material se recupera, cuesta mucho sacrificio, pero lo vamos a lograr”, concluyó.

Los vecinos, amigos y familiares decidieron organizar una campaña para ayudarles. Desde las 15 de este domingo la Asociación Pasión por el Básquet, recibirá donaciones en el Club Unión Quinense. Otra manera de ayudar es comunicarse con Morales al (264) 480-6551.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas