Un grupo de ciclistas amigos lleva los sueños de los chicos por el país

 Un grupo de ciclistas amigos lleva los sueños de los chicos por el país

Se llaman el “Cruce por la Educación Argentina” y llevan la carta de los alumnos a otras provincias donde buscan resaltar el rol de la educación.

Este lunes llegaron a San Francisco los ciclistas del “Cruce por la Educación Argentina”, un grupo de cinco hombres que cruzan desde Chile hasta Buenos Aires en bicicleta con el objetivo de resaltar el rol de la educación.
“En San Francisco nos esperó la banda de la Policía y se nos cayeron las lágrimas porque nos honraron”, recordó el integrante de “Cruce por la Educación”, Juanjo Vargas, en “Antes del mediodía”, mientras seguía en viaje por el país.
“Ahora estamos en una pausa porque hemos llegado antes a un colegio de Mina Clavero y tenemos que esperar que los chicos se preparen. Después vamos a seguir por Altas Cumbres”, explicó sobre su ruta actual.
Vargas también contó cómo surgió la iniciativa: “Esto nació hace diez años en una reunión de amigos, donde hubo uno comentó sobre un robo en una casa. Como en toda mesa de amigos no resolvimos nada pero tiramos ideas. Quedó la voluntad de la amistad y vamos a la escuela preguntando a los chicos qué quieren ser de grande. Somos un grupo de motivación en las escuelas. Es pensar las proyecciones a través de la educación. Para los chicos de altas montañas, no tienen la posibilidad de saber la importancia de la educación, como si pasa en las grandes ciudades”.
“El cruce es una actividad social. Esta acción motivacional la utilizan los docentes, donde los chicos escriben una carta y nosotros somos carteros de los sueños”, definió a la iniciativa.
Pero una vez recolectada las misivas, la faena continúa. “Las cartas que recibimos ahora las llevamos a Santa Fe y las de Santa Fe a Buenos Aires. Y de ahí a Córdoba para cerrar el círculo. Tenemos mucha experiencia en lo que dicen los chicos, tienen mucha emoción de poder llegar, de que al familiar le vaya bien. También otros admiran a un padre y quieren ser como ellos”, explicó.
Las jornadas dependen de las escuelas que recorren pero sus jornadas comienzan a las 7 y terminan a las 18. Por la noche llega la etapa de planificación. “Nos gusta andar mucho en bici, pero lo importante es llegar, no hacer postas deportivas”, sostuvo.

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *