Una perra le robó con la boca la dentadura postiza a una abuela y las fotos son increíbles

 Una perra le robó con la boca la dentadura postiza a una abuela y las fotos son increíbles

Luna, la cachorrita, aprovechó que la mujer dormía la siesta para tomar la prótesis.

Otra vez un perro metió la cola y se hizo viral por usar una dentadura humana. Ayer conocimos a Tony, que generó miles de reproducciones en las redes con su pícara sonrisa. Y hoy nos enteramos que Luna, una cachorra de Brasil, hizo algo bastante parecido.

Anna Carolina Lima es una estudiante de 28 años que vive en el estado de Paraná. Ella es la dueña de Luna, la perrita de 11 meses que en la casa de sus padres realizó la travesura. Aprovechó una siesta de la dueña y agarró la dentadura postiza que le calzó bastante bien.

Una de las imágenes de Luna con los dientes de la abuela de su dueña. (Foto: Facebook Anna Carolina Lima)
Una de las imágenes de Luna con los dientes de la abuela de su dueña. (Foto: Facebook Anna Carolina Lima)

Anna fue la encargada de tomar las fotos y hacerlas virales a través de las redes sociales. Según el portal Globo, la joven había viajado con su mascota a Minas Gerais, a la casa de sus padres. Pero poco después de su llegada, la dentadura de la abuela desapareció, cuando la señora estaba durmiendo una siesta.

Aparentemente la mujer había guardado los dientes en el lugar en el que siempre los pone, debajo de la almohada. Cuando desaparecieron, la joven sospechó de la cachorra.

Primer plano de Luna con los dientes postizos que se robó (Foto: Facebook Anna Carolina Lima)
Primer plano de Luna con los dientes postizos que se robó (Foto: Facebook Anna Carolina Lima)

“Es muy pícara, toma cosas y se escabulle con las orejas por detrás. La pobre abuela ni siquiera se dio cuenta. Cuando llegué a la habitación de mi madre, encontré a Luna sentada en el sillón con la dentadura postiza en la boca, mordiéndola. ¡Y no me la quería devolver!”, explicó Lima al medio de Brasil.

Las fotos de la perrita con la prótesis se hicieron virales, y la familia también se lo tomó bien, con mucho humor. “Lo bueno es que a todos les gustan las mascotas”, agregó la dueña de la cachorra.


0 Reviews

Más notas