UNSL: buscan crear un protocolo para combatir la violencia institucional

 UNSL: buscan crear un protocolo para combatir la violencia institucional

Estudiantes de la UNSL pusieron en el centro del debate el tema del abuso de poder al interior de la casa de estudios, a partir de la confección de un proyecto para la sanción de un protocolo contra la violencia institucional que, aseguran, en breve será presentado para su tratamiento en el Consejo Superior. Si bien la propuesta surgió en el ámbito del estudiantado ante la falta de herramientas legales para tratar casos de abuso de poder, maltrato y agresiones derivadas de una relación asimétrica, también incluye al resto de los claustros activos que integran la comunidad universitaria (docentes y no docentes).

“El proyecto consiste en la creación de un protocolo que incluye la intervención de equipos interdisciplinarios integrados por abogados, psicólogos y docentes para abordar cada uno de los casos, haciendo hincapié en la prevención de estas circunstancias desagradables que suceden en la Universidad Nacional de San Luis, donde hubo un sinnúmero de situaciones de violencia institucional con consecuencias muy graves en quienes las padecieron, sobre todo los estudiantes”, explicó una de las autoras del proyecto e integrante de la agrupación estudiantil San Luis Independiente (SLI), Malena Niemetz.

En la actualidad, la UNSL cuenta con el Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) que está más orientado a intervenir en casos de violencia de género y contra la mujer, por lo que aún existe un vacío legal para el tratamiento de situaciones que involucran el abuso de poder derivado de una relación jerárquica, como puede ser, por ejemplo, de autoridades y docentes hacia estudiantes.

“La violencia institucional la ejerce alguien que tiene poder hacia otros que no lo poseen. Hay sobrados ejemplos que tuvimos al interior de la universidad y que todavía no tienen una solución, como es el caso de un profesor de la Facultad de Química Bioquímica y Farmacia (FQByF) que tiene más de treinta denuncias por el maltrato ejercido en el aula o al momento de rendir exámenes finales, donde el trato hacia los estudiantes fue con frases como ‘andá a vender Avón’ o ‘ponete una verdulería’, con las que además denigró esos oficios. Hubo varias intervenciones pero hasta la fecha no hubo una resolución concreta, mientras que las víctimas de esas agresiones sufrieron ataques de pánico que inclusive llevaron a la deserción universitaria”, indicó Niemetz, quien es la nueva presidenta en el centro de estudiantes de la Facultad de Psicología.

Según indicó la dirigente estudiantil, el proyecto ya está en condiciones de ser elevado para su tratamiento en el Consejo Superior, una instancia que concretarán en los próximos días.

Un caso paradigmático

Afirman que la mayoría de las situaciones de violencia institucional muchas veces quedan sin resolverse y ni siquiera trascienden los muros donde acontecen. Sin embargo, en mayo de 2019 tomó estado público (inclusive en medios nacionales) el caso de un profesor a cargo del dictado de Física, correspondiente al primer año de la Licenciatura en Bioquímica de la FQByF, quien fue denunciado por ser “muy riguroso con los estudiantes y desmotivarlos con frases ofensivas y descalificadoras”, según informaron en ese momento las autoridades del centro de estudiantes de esa unidad académica.

Tras juntar más 300 de firmas y recolectar más de un centenar de testimonios de alumnos que fueron foco de los ataques verbales (que incluyeron calificativos como “inútiles”, seguidos de la sugerencia de cambiar de carrera), la dirigencia estudiantil logró que el docente sea desplazado de la toma de exámenes, como también que deje de estar a cargo de la asignatura.

Iniciativa contra la violencia laboral: es impulsada por el sector docente

 En la UNSL también avanza el tratamiento para la creación de un protocolo contra la violencia laboral, impulsado por el sector docente desde hace más de un año. El proyecto ya fue elevado al Consejo Superior de la casa de estudios para su tratamiento previo en la Comisión de Interpretación de Reglamento.

“Consiste en un circuito para que los empleados que sean víctimas de maltrato, hostigamiento o acoso laboral al interior de la universidad tengan un espacio al que acudir y ser asistidos. Para eso, el proyecto plantea crear un centro de prevención y erradicación de la violencia encargado de brindar acompañamiento hasta que se resuelva la situación denunciada”, explicó el secretario general de la UNSL, Raúl Gil, quien coordinó la subcomisión especial que fue conformada de manera específica para la elaboración del proyecto, que también contó con el aval del sector no docente.

Además, el funcionario indicó que el protocolo plantea instancias de sensibilización de la comunidad universitaria sobre violencia laboral, como así también instaurar un centro de formación y capacitación a cargo de especialistas en la materia.

“También contará con un área específica para el seguimiento administrativo de los trámites sobre sucesos que involucren violencia laboral, para que los expedientes sigan un curso legal”, sostuvo Gil.

Fuente: El Diario de la República

0 Reviews

Más notas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *